Imprimir

Nuestro segundo día en Suiza (puedes leer nuestra ruta en 4 DÍAS EN SUIZA EN TREN) empezaba de la misma manera que acabó nuestro primer día en el país: con nieve, y nos hacia muchísima ilusión porque hacia años que no veíamos nevar con tanta fuerza, además este día lo íbamos de dedicar a conocer Montreux y Friburgo, dos ciudades preciosas.

 

Nos levantamos temprano en nuestro hotel (Crowne Plaza Geneva) bajamos a desayunar, desayuno de campeones, y fuimos hasta la estación a tomar nuestro primer tren del día hasta Montreux.

 

QUé VISITAR EN UNA MAÑANA EN MONTREUX

Montreux es una de esas ciudades encantadoras que te dejan enamorado cuando la visitas. En el siglo XIX, escritores, artistas y músicos acudieron en masa, a este agradable centro turístico junto al lago Leman. A día de hoy sigue siendo ese bonito lugar junto al lago, pero no hay que olvidar su fabulosa fortaleza del siglo XIII.

 

Nosotros salimos desde Ginebra en tren con nuestra Swiss Travel Pass  a las 9:20h de la mañana (nuestro hotel estaba muy cerca del aeropuerto que tenía una estación de tren) y después de 1:20h de trayecto, llegamos. Al llegar nos dimos cuenta que en Montreux nevaba aun más que en Ginebra, pero nos encantaba.

 

Castillo de Chillon

Una vez llegamos a la estación bajamos unas escaleras hasta la zona del lago, nuestro primer destino era el Castillo de Chillon, y podíamos llegar a él de dos formas, caminando por toda la rivera del lago, un paseo de unos 42 minutos o tomábamos el bus 201 que salía de allí mismo (incluido en el Swiss Travel Pass) y nos dejaba a la entraba del castillo. Como te puedes imaginar nos decantamos por la segunda opción, el tiempo no estaba como para dar paseos.

 

 

 

Llegamos al Castillo de Chillón sobre las 11 horas y lo visitamos durante 1:30h, aunque me hubiese gustado pasear más tranquilamente y conocer más al detalle sus estancias y las recreaciones medievales que se realizan. Para mi ha sido una de las grandes sorpresas del viaje, no me espera encontrar un castillo tan completo, ni una visita tan bien organizada.

 

 

 

El castillo de Chillon es una fortaleza ovalada del siglo XIII con un laberinto de patios, torres y salones repletos de armas, muebles de época y obras de arte. La mayor parte del castillo fue construida por la Casa de Saboya.

 

 

 

Horario: varia dependiendo de la época del año. De noviembre a febrero de 10 a 17h.
Entrada: 12,50 CHF (10,70€). Incluida en la Swiss Travel Pass (te hablo de ella en el post SWISS TRAVEL PASS – CONOCER SUIZA EN TREN)

 

 

 

Una vez finalizada la visita volvimos a tomar el autobús 201 y nos bajamos en la parada del Casino de la ciudad, dentro se encontraba nuestra siguiente visita: el Queen Studio Experience.

 

Queen Studio Experience

El Queen Studio Experience es el lugar donde la banda de Freddie Mercury grabó 7 albumes. Aquí encontrarás objetos tan personales como ropa o notas manuscritas, un lugar interesante si, como a nosotros, te gusta Queen. Nosotros no lo conocíamos y fue una recomendación de los Janonautas.

 

 

Horario: 10:30 – 22:00
Entrada: gratuita (tienes que entrar al casino y girar a la izquierda)

 

 

Después de esta visita decidimos ir hasta el centro de Montreux por la orilla del lago, el tiempo había mejorado y fue un placer pasear al borde de las tranquilas aguas del Lago Leman.

 

 

 

 

Estatua de Freddie Mercury

Nuestra primera parada fue la estatua de 3 metros de altura de Freddie Mercury. Un lugar donde siempre hay flores frescas. Montreux ama a Freddie Mercury y Freddie amaba la ciudad. Aquí tenía un apartamento y un chalet junto al lago en Clarens.

 

 

mercado navideño de Montreux

Justo al lado de la estatua se iniciaba el famoso mercado navideño de Montreux, un mercado precioso lleno de puestos pero que a mi me resulto algo agobiante, era sábado a la hora de comer y estaba lleno de gente, así que dimos un paseo buscando encontrar algo para comer, todo estaba lleno y era muy caro y decidimos salir en busca de la estación.

 

 

 

Cerca de la estación encontramos un supermercado Coop y por 10,55CHF (9,03€) compramos una pizza tipo pannini y dos pastas, una rellena de carne y otra rellena de frankfurt, y nos las comimos mientras esperábamos el siguiente tren a Friburgo, nuestra siguiente parada.

 

A las 14:21 horas tomamos el tren que haciendo “escala” en Lausanne (volvimos hacia atrás porque no hay trenes directos de Montreux a Friburgo) nos llevó a nuestro siguiente destino en 1:25 horas aproximadamente.

 

QUE VISITAR EN UNA TARDE EN FRIBURGO

 

 

Friburgo es una ciudad medieval cuyos habitantes de la ribera occidental del río hablan francés y los de la ribera oriental alemán. Una ciudad universitaria y muy católica que nos encontramos casi desierta.

 

 

 

Basilique de Notre-Dame

Aprovechamos que nos quedaba de camino y visitamos esta basílica, pequeñita y solitaria que queda a la sombra de la Catedral de la ciudad.

 

 

Catedral de St. Nicolas de Myre

Esta fue una de las catedrales de Suiza que más nos gustó. Justo en el portal principal se puede ver el Juicio Final esculpido em el S. XV, una vez dentro y a mano derecha, en la Chapelle du Saint Sépulcre se encuentran un grupo de esculturas que representan el entierro de Jesucristo.

 

 

 

 

Además nos hubiese encantado subir a las torres de la Catedral para ver Friburgo desde el cielo, tal como hicimos en Ginebra el primer día, pero había un cartel que indicaba que esta actividad estaba cerrada hasta el 2018, así que, otra vez será!

 

Pont du Millieu y Pont du Berne

Después de estas dos visitas a iglesias decidimos perdernos por el casco antiguo de la ciudad hasta llegar a los puentes Pont du Millieu (adoquinado) y Pont du Berne (cubierto), dos puentes que cruzan el rio Saane desde los que se tienen unas vistas muy bonitas de la ciudad.

 

 

El casco antiguo de Friburgo data del siglo XII y esta repleto de fachadas góticas super bonitas.

 

 

Una vez realizado el recorrido, volvimos sobre nuestros pasos, perdiéndolos por las bonitas calles de Friburgo hasta llegar de nuevo a la estación de tren.

 

 

A las 17:30h (ya de noche) tomamos el tren que nos llevó  de Friburgo a Berna en 22 minutos, aquí teníamos el hotel para esta noche (NUESTRO HOTEL EN BERNA – HOTEL ALLEGRO BERN). Este segundo día en Suiza no conocimos prácticamente nada en Berna, únicamente cenamos en un Mc Donalds y nos fuimos a descansar, la nieve es divertida pero muy cansada, tienes que ir mirando donde pisas.

 

 

Autor

Viajera del 84. Aunque mis padres siempre me llevaban al pueblo, yo devoraba las aventuras por el mundo de Willy Fog. Viajo porque me hace mejor persona y ahorro dinero en psicólogo y clínicas de belleza. Y aquí hablo de mis experiencias viajeras y os doy consejos para disfrutar al máximo de vuestros viajes.

Déjanos un comentario

5 × 2 =