Imprimir

 

Llegamos a Berna, la capital de Suiza, sobre las 18h de nuestro segundo día en el país. En diciembre a esas horas ya es noche oscura, por lo que no pudimos visitar ningún lugar turístico, aunque la ciudad nevada e iluminada tenía un encantó especial.

 

Lo primero que hicimos fue ir desde la estación a nuestro hotel, un pequeño paseo que se convirtió en un largo camino gracias a Google maps (te lo explico más abajo). A pesar de ello, una vez llegamos al hotel se nos olvidó el frio y el largo camino 🙂

 

 

Hotel Allegro Bern

Localización: Kornhausstrasse 3, 3000 Berna, Suiza

 

Lo que más me gustó

  • Localización, está situado a 500 metros del centro de la ciudad y conectado con un tranvía (una única parada).

  • En recepción fueron muy agradables y atentos, además el resto de empleados que nos encontramos nos fueron saludando. Incluso en el desayuno uno de los empleados se esforzó en entablar conversación en español.

 

  • La habitación: tuvimos una habitación Club, superior y con vistas de la ciudad increíbles, toma ya!  Estaba limpia y con todo detalle, cafetera Nespresso incluida.

 

  • Al igual que en Ginebra (NUESTRO HOTEL EN GINEBRA – CROWNE PLAZA GENEVA), el hotel nos facilitó un pase de transporte para movernos por la ciudad de forma gratuita.
  • El desayuno fue muy completo, quesos, fruta, panes, dulces,… todo buenísimo.

 

  • El precio, Suiza no es barata (creo que en todos los posts del país hasta el momento te he dicho lo mismo), pero este hotel en relación al país y la calidad de las instalación (y comparando con otros hoteles similares) tiene muy buen precio.
  • El baño era muy completo, con muchos amenities y secador de verdad (con potencia).

 

Lo que menos me gusto

  • Para llegar, el GPS de Google Maps nos dio una vuelta importante por un barrio residencial con nieve y frío.  Lo mejor es que pongas en el GPS la parada de tranvia Kursaal que esta justo en la puerta del hotel, o que directamente llegues en este método de transporte.
  • Tuvimos unos vecinos algo ruidos, aunque por suerte se acostaron pronto y se levantaron tarde por lo que no molestaron nuestro descanso.

 

Conclusión:

Volvería a repetir en este hotel, me encantó todo: habitación, localización, precio, desayuno,… y lo que no me gustó no fue culpa del hotel.
Link al hotel: Hotel Allegro Bern
 

 

 

Autor

Viajera del 84. Aunque mis padres siempre me llevaban al pueblo, yo devoraba las aventuras por el mundo de Willy Fog. Viajo porque me hace mejor persona y ahorro dinero en psicólogo y clínicas de belleza. Y aquí hablo de mis experiencias viajeras y os doy consejos para disfrutar al máximo de vuestros viajes.

Déjanos un comentario

16 − 8 =