Imprimir
Hace solo unos días estuvimos disfrutando de una escapada de fin de semana con otros bloggers de viaje por el Maresme. Nosotros somos de la parte sur de Barcelona (UNA MAÑANA DE TURISMO EN EL BAIX LLOBREGAT) por lo que conocíamos poquito esta zona (no tiene justificación lo sé, por eso no voy a excusas), y este viaje nos ha servido para conocer y hacer cosas que nunca habíamos hecho, ¡y tan cerquita de casa!

 

El Maresme es una comarca de la provincia de Barcelona que se extiende en una franja estrecha y alargada entre la Serralada Litoral (sierra litoral) y el mar (Costa del Maresme), por eso es un territorio identificado con el verde y el azul. Además encontrarás una climatología privilegiada gracias a la protección que obtiene de la sierra con un clima agradable, mediterráneo con un 75% de días del año soleados. La comarca está formada por 30 municipios y su capital es la ciudad de Mataró.

 

Como llegar al Maresme

Esta comarca está tocando a Barcelona por lo que es muy fácil llegar en transporte público y transporte privado.

 

En coche

Desde Francia: Carretera N-II (Girona-Barcelona) Autopista AP-7 (antigua A-7), salida Hostalric dirección Tordera
Desde Barcelona: Carretera N-II (Barcelona-Girona) Autopista C-32 (antigua A-19) Barcelona-Palafolls

En tren

Linea R1 (Rodalies Renfe): esta linea circula desde Molins de Rei hasta Maçanet pasando por diversas ciudades del Maresme. Es la línea que debes tomar si vienes desde Barcelona, ya que en la ciudad tiene diversas paradas.

 

Linea RG1 (Rodalies Renfe): se trata de la continuación de la R1 desde Maçanet hasta Porbou. Esta es la linea de tren que conecta el Maresme con la provincia de Girona.

 

7 cosas que se pueden hacer en el Maresme

Después de nuestro fin de semana en el Maresme nos hemos dado cuenta de la enorme variedad de actividades que se pueden realizar en la zona por lo que hemos decidido hacer este listado para que cuando visites el Maresme no te olvides de nada.

 

1. Playa y deportes acuaticos

Si le preguntas a alguien sobre lo primero que se te ocurre al pensar en el Maresme seguro que dicen playa, y no es para menos, la comarca tiene 52 km de playas de la Costa de Barcelona-Maresme con un total de 49 playas, todas ellas de arena dorada de grano medio y grueso.

 

Si nos lees desde hace tiempo sabrás que no somos tumbing de playa (SOBRE NOSOTROS), pero el Maresme ofrece una gran variedad de actividades acuáticas y para nosotros es perfecto.
En la Base Naútica de Arenys de Mar puedes alquilar kayacs, hacer paddle surf, subir en catamaran o incluso montar en unas barcas individuales (según nos dijeron más divertidas que ir en catamarán),… también podrás hacer clases de iniciación o perfeccionamiento con un monitor. Nosotros hicimos una salida en catamarán en la que pudimos hacer todos los trabajos “marineros”, desde llevar la vela delantera hasta controlar el timón, y al acabar una clase de iniciación de paddle surf que nos gustó mucho, pero tenemos que practicar más, nos caimos varias veces.

 

 

 

2. Historia

Debido al buen clima de la zona el Maresme siempre ha sido lugar de paso y residencia de muchas culturas. Nosotros visitamos lugares relacionados con la época Neolítica, época Romana y de principios del siglo XX, por lo que te voy a hacer una pequeña introducción de estas tres etapas históricas y los lugares que visitamos.

 

Prehistoria

Los primeros pobladores fueron en el Paleolitico y el Neolitico y han dejado varios testimonios de la ocupación en la comarca. Nosotros pudimos conocer un sepulcro megalitico de Ca lÁrenes situado en el Parque del Montnegre i el Corredor.

 

Época Romana

Con la llegada de los romanos a la Peninsula Ibérica en el año 218 aC la zona fue un lugar donde se establecieron los romanos para establecer puntos comerciales. La marca dejada por los romanos se pueden ver en diferentes lugares como la Vila Roma de Torre Llauder de Mataró, el acueducto de Can Cua de Pineda de Mar o como el Horno de material cerámico de la Fornada de Vilasar de Dalt, el lugar que nosotros visitamos.

El yacimiento romano de La Fornaca en Vilassar de Dalt es uno de los más importantes de la zona. Fue descubierto en en 1949 y se ha podido recuperará una gran parte de los hornos originales que se utilizaban para crear objetos como tejas, mahones o dolia (unas barricas de hasta 1000 litros para almacenar principalmente vino) desde el siglo I hasta el siglo III aproximadamente.

 

Principios del Siglo XX

A principios del siglo XX se produjo un fenómeno curioso, y es que el Maresme se convirtió en el lugar de veraneo y segundas residencias de la burguesía barcelonesa en poblaciones como Caldes d’Estrac, Vilassar de Mar, Argentona o Canet de Mar y ello trajo el modernismo a la zona con casas tan bonitas como Casa Coll i Regàs de Josep Puig i Cadafalch, Celler Alella Vinícola o la misma casa de Josep Puig i Cadafalch en Argentona.

 

 Nosotros visitamos las dos primeras, pero no fueron las típicas visitas turísticas, las combinamos con otras actividades.

 

La Casa Coll i Regàs de Mataró fue construida en 1898 por encargo del empresario Joaquim Coll i Regàs, un importante fabricante téxtil a Josep Puig i Cadafalch y se trata de una obra modernista preciosa con una iluminación natural impresionante.

 

 

Nosotros pudimos conocer al detalle la casa haciendo el escape room El Misterio de la Casa Coll i Regàs, recorrimos varias estancias descubriendo enigmas, abriendo candados dificilísimos, superando retos,… una manera muy divertida y entretenida de conocer el Modernismo, toda una experiencia.

 

 

 

El Celler Alella Vinícola es una bodega modernista construida en 1906 por el arquitecto Jeroni Martorell (discípulo de Gaudí) que sigue muchos de los patrones del modernismo: practicidad (la bodega está construida en varias plantas para que el vino fuese bajando para cada una de las etapas), arcos, luz,… me encantó.

 

 

NOTA: Somos unos enamorados del modernismo, si tu también lo eres no te puedes perder nuestras visitas a otros lugares modernistas, lo tienes todo en la categoría Modernismo.

 

3. Naturaleza

Como he dicho al principio el Maresme es una estrecha y alargada comarca de Barcelona que se encuentra entre el mar y la montaña, por lo que encontrarás infinidad de actividades que realizar en la naturaleza como por ejemplo la Vía Marina del Camino de Santiago, rutas de senderismo por diferentes poblaciones de la comarca y los parques naturales del el Montnegre i el Corredor, el Parque Cordillera de Marina o el Parque Serralada Litoral.

 

Nosotros conocimos el Parque del Montnegre i el Corredor un parque que destaca por sus pinares de pino piñonero, encinares, robledos,… Aquí es donde visitamos el sepulcro megalítico de Ca l’Arenes y donde hicimos una de las actividades que más impresionada me dejaron del fin de semana, conocer burros en Rukimon.

 

Rukimon es un parque donde viven en semilibertad desde hace 20 años todas las razas de burros de la Península en más de 25 hectáreas y te permite conocer a estos preciosos animales de cerca.

 

 

Soy de las personas a las que les gustan los animales, pero le dan miedo (te lo expliqué en el post 3 DÍAS EN KLOTOK EN BORNEO), de primeras no me acerco demasiado pero con los burros de Rukimon me sentí super bien desde (casi) el inicio de la actividad.
Cuando llegamos nos esperaba Paloma, la propietaria, que nos explicó con todo detalle, alegría y naturalidad muchísimas cosas sobre los burros: cuanto viven, como los alimentan (productos naturales, sin piensos), los nombres de los burros, lo que les gusta, como vivir con ellos,… y entonces fue cuando nos acercamos a ellos, y ellos más a nosotros, yo quieta y ellos dándome golpecitos para que les hiciese caso, tan limpios y saludables, tan cariñosos,… ¡me enamoré! Los cepillamos (y ellos encantados) y fuimos a pasear con ellos hasta el sepulcro megalítico de Ca l’Árenes un paseo de casi una hora donde nos hicimos amigos.

 

 

 

Una experiencia muy recomendable para niños y adultos, yo nunca había estado con burros y la verdad es que parece un animal precioso.

 

NOTA: Sabes que nos preocupamos por realizar turismo responsable (DÓNDE VER ELEFANTES EN TAILANDIA), por lo que antes de visitar Rukimon nos informamos del estado de los animales y como se les trataba (animales sanos, con buen estado físico, sin heridas, bien alimentados…).

 

4. Deporte

A parte de los deportes acuáticos de los que te hablaba más arriba en el Maresme se pueden practicar muchos otros deportes, por ello algunas de las poblaciones  tiene la distinción de Turismo Deportivo entregada por Turismo de Catalunya para los destinos que disponen de instalaciones de calidad para este tipo de turismo. En el Maresme podrás practicar el cicloturismo, la BTT, deportes colectivos, senderismo, golf,…

 

Nosotros practicamos el senderismo (con nuestros bonitos burros de Rukimon) y yoga en el hotel en el que nos alojamos la primera noche el Hotel Dynamic, hotel especializado en turismo deportivo que tienen programas de 3-4 días de turismo deportivo con natación, running, ciclismo,…  nunca había estado en un hotel así y me pareció super curioso y muy adecuado, pero te hablaré de él en otro post, como siempre. 

 

Sobre el yoga decir que era la primera vez que lo practicábamos. Estuvimos una hora en la terraza del hotel haciendo diferentes posiciones y pude ver que me falta flexibilidad y que relaja muchísimo a pesar de que no es fácil.

 

 

 

Nuestra segunda noche la pasamos en el hotel Sorli Emocions, allí pudimos disfrutar del spa del hotel, no es deporte pero es un complemento perfecto si lo practicas 🙂

 

 

5. Comer, y comer bien

El Maresme es rico en productos de la tierra, debido a su localización entre mar y montaña. Algunos de sus productos son muy conocidos como los guisantes de Sant Andreu de Llavaneres; las fresas de la Vallalta en la zona de Sant Cebrià de Vallalta; las cerezas d’en Roca de Arenys de Munt; el pescado y marisco y el tomate Montserrat; los calamares, las gambas, las cigalas y las almejas de Arenys de Mar; las judías del ganxet de Malgrat de Mar y las setas.

 

Durante este fin de semana comimos en diferentes lugares de la comarca con menús muy completos y variados, muy recomendables:

  • Restaurante del l’Hotel Dynamic en Caldes d’Estrac
  • Restaurante La Vinícola en Alella
  • Peix & Chips de Mataró

 

6. Enoturismo

A solo 20 Km de Barcelona puedes descubrir la magia del vino. En Alella se encuentra la Denominación de Origen Alella, la DO más pequeña de Catalunya y con mucho encanto ya que se cultiva en viñedos situados en las montañas de Alella frente al Mar Mediterráneo.

 

 

 

Nosotros visitamos, tal y como te decía más arriba, la bodega Alella Vinícola. Primero pudimos dar un paseo por los viñedos, que justo hace unas semanas habían sido vendimiados, y conocimos la geología, climatología y las variedades de uva que se cultivan. Luego bajamos hasta la bodega, conocimos el proceso para “convertir” la uva en vino e hicimos una cata. Nunca había hecho una cata y creo que tengo que mejorar mi olfato…. una experiencia muy divertida.

 

7. Fiestas populares

El Maresme es una comarca con una rica actividad asociativa y actividades festivas y culturales que llenan todo el año. Hay varios festivales de música, además de otros más especializados como la Feria del Cántaro de Argentona o la Muestra Nacional de Teatro Amateur de Catalunya. Encontrarás toda la información sobre las fiestas populares en la web de la Costa de Barcelona-Maresme.

 

Nosotros visitamos el Maresme el último fin de semana de septiembre, justo cuando se celebra la Fira Tapes del Mercat de Montgat, esta feria que congrega a mucha gente y que se celebra en el mercado de Montgat. Aquí puedes degustar tapas y bebidas locales a un precio increíble (2,5 la tapa y 1,5 la bebida). Además cuenta con animación y grupos tocando en directo que hacen un ambiente super agradable.

 

 

Y hasta aqui nuestro resumen de cosas que se pueden hacer en el Maresme, espero que te haya gustado y que lo pongas en práctica porque es un lugar sorprendente y muy cercano a Barcelona. Si necesitas más información podras encontrarla en Costa de Barcelona-Maresme y Barcelona es molt més (nuestros anfitriones en este fin de semana).
Autor

Viajera del 84. Aunque mis padres siempre me llevaban al pueblo, yo devoraba las aventuras por el mundo de Willy Fog. Viajo porque me hace mejor persona y ahorro dinero en psicólogo y clínicas de belleza. Y aquí hablo de mis experiencias viajeras y os doy consejos para disfrutar al máximo de vuestros viajes.

Déjanos un comentario

1 × cinco =

Pin It