Llegamos a Eslovenia un sábado por la mañana desde Italia. El dÍa anterior volamos de Barcelona a Venecia, recogimos un coche de alquiler e hicimos un trayecto de aproximadamente 1,5 horas para acercarnos a la frontera con Eslovenia, dormimos allí (MI HOTEL EN TRIESTE – B&B QUATTRO QUERCE) y así en nuestro primer día en el país poder visitar el máximo posible.

 

Empezamos el día temprano, sobre las 8.30 horas estábamos cruzando la frontera (no hay ningún control) y paramos en la primera gasolinera para comprar la viñeta, una pegatina que se pone en el cristal delantero y que es imprescindible para conducir por las autopistas de Eslovenia, es como pagar un peaje, y si no la llevas puedes tener multas muy elevadas.

 

Esta es la viñeta que hay que comprar para poder circular por las autopistas de Eslovenia
Esta es la viñeta que hay que comprar para poder circular por las autopistas de Eslovenia

 

Tras esto pusimos rumbo hacia nuestro destino de ese día, Bled y otros lugares naturales de las proximidades pero, en poco quilómetros empezó a llover, y cuanto más nos acercábamos al destino más llovía,… así que empezamos nuestro planning que fue cambiado a las pocas horas por la maldita lluvia.

 

un día en los Alrededores de Bled

Lago Bohinj

El Lago Bohinj es el lago más grande de Eslovenia. Se encuentra por encima del lago Bled, en el municipio de Bohinj dentro del Parque nacional del Triglav.​

 

Fue nuestra primera parada del día y ya empezamos a mojarnos, la verdad es que el color de este lago es impresionante, pero nosotros no lo pudimos disfrutar al 100%.

 

El Lago Bohinj en Eslovenia
El Lago Bohinj en Eslovenia

 

Tras esta parada quisimos ir hasta el mirador de este lago que llevábamos apuntado. Pusimos la dirección que llevábamos apuntada (Kosijev dom na Vogarju) y nos pusimos en marcha. Llegamos a un punto donde está prohibido acceder en coche si no eres propietario, si quieres pasar debes pagar 10€, pero puedes dejar el coche en una explanada de tierra. Entonces debes caminar recto durante unos 7 minutos hasta llegar al Bar Panoramic, allí sigues un caminito que pasa a través de la terraza hacia la derecha, pasas por una casa y unos metros mas allí un mirador. Nosotros nos quedamos en la explanada, llovía tanto que no se veía nada e ir por el campo durante un rato lo vimos imposible, pero te dejo alguna foto de internet desde el mirador.

 

 

Imagen de Wikipedia
Imagen de Wikipedia

 

Slap Savica

Luego fuimos al siguiente punto que llevábamos marcado en nuestro planning, Slap Savica una cascada, considerada la más bonita de Eslovenia.

 

Seguía lloviendo pero nos dijimos que si no estaba muy lejos del parking podíamos acercarnos hasta allí.

 

Llegamos hasta la taquilla (mojándonos a pesar de llevar chubasquero y paraguas), le preguntamos a la mujer y nos desaconsejo totalmente subir hasta la cascada, nos dijo que el camino eran más de 20 minutos de escaleras (what?) y que con este tiempo no valía la pena, porque no veríamos nada.

 

Aprovechamos y le preguntamos que como veía si nos acercábamos a Vintgar (la siguiente parada que llevábamos apuntada) y nos dijo que no fuéramos, que las plataformas eran de madera y que con esa lluvia resbalarían muchísimo.

 

Los carteles que hay a la entrada de la cascada Slap Savica, no pudimos ir por el mal tiempo
Los carteles que hay a la entrada de la cascada Slap Savica, no pudimos ir por el mal tiempo

 

Yo soy positiva por naturaleza y las palabras de esta mujer que hicieron volver en la realidad, con ese tiempo poco podíamos hacer, con toda mi tristeza tuvimos que cambiar de planes para ese día y habría cosas que no podríamos visitar en este escapada de 3 días en Eslovenia.

 

Puede parecer que soy una dramática y que no es para tanto, pero cuando planeas algo con tiempo y realmente tienes ganas de conocer lugares decidir que no va a ser posible es una pena, menos mal que en estos casos tengo a #ElCámaraResignado que me dio ánimos y planeo una ruta alternativa en un abrir y cerrar de ojos.

 

Este día teníamos previsto visitar los lugares próximos a Bled y en nuestro segundo día ir de Bled a Ljubljiana y hacer algunas paradas en pueblos e iglesias que se encontraban de camino, pues bien este primer día haríamos los pueblos e iglesias entre Bled y Ljubljiana y al día siguiente mañana visitaríamos las Gargantas de Vintgar, el Mirador de Ojstrica de Bled, que era los lugares que yo considero imprescindibles de la zona, y luego iríamos a Ljubljiana.

 

Así que cambiamos la ruta del GPS y fuimos al punto más alejado de Bled para ir acercándonos hasta allí que era el lugar donde teníamos nuestro alojamiento.

 

Una de las iglesias de Eslovenia, muy caracteristicas
Una de las iglesias de Eslovenia, muy caracteristicas

 

Pueblo de Kranj

La primera parada fue un restaurante, era la hora de comer. Tras esta parada técnica, que también nos sirvió para entrar en calor, visitamos el centro de Kranj.

 

Kranj es un pueblo esloveno que todavía mantiene un aire medieval. En el centro histórico de este municipio se encuentran lugares preciosos como la plaza principal o la calle Prešernova, peatonal y con terrazas con mucho ambiente (en nuestro caso no, porque estaba lloviendo), además de la iglesia de San Cantianus.

 

Pasenado por el pueblo de Kranj
Pasenado por el pueblo de Kranj

 

Como había llovido, teníamos todo Kranj para nosotros
Como había llovido, teníamos todo Kranj para nosotros

 

La iglesia de Kranj
La iglesia de Kranj

 

Los pueblos y ciudades de Eslovenia tienen muchos rincones preciosos
Los pueblos y ciudades de Eslovenia tienen muchos rincones preciosos

 

Cerkev Sv. Tomaž

Volvimos a coger el coche y fuimos por carreteras de montaña casi impracticables por la lluvia y la niebla hasta una bonita iglesia situada en un monte, aparcamos en una casa próxima (estábamos solos en el pueblo) y nos acercamos.

 

En ese momento empezaron a tocar las campanas, y entre éstas y la niebla hicieron del lugar un sitio entre místico y peli de miedo, parecía que en cualquier momento iban a aparecer zombies para intentar atacarnos (veo muchas películas), en fin que el sitio nos gustó y estuvimos paseando entre la hierba hasta que nos dimos cuenta que nos estábamos muy mojados, así que volvimos al coche y nos cambiamos las bambas y calcetines, menos mal que llevábamos ropa de recambio,…

 

La iglesia de Cerkev Sv. Tomaz entre la niebla
La iglesia de Cerkev Sv. Tomaz entre la niebla

 

The Church o St Primoz

Volvimos a carreteras de montaña con niebla, poca visibilidad y mucha curva para llegar a The Chruch o St Primoz otra bonita iglesia que queríamos visitar, tras más de media hora de conducción llegamos a un punto que indicaba que la carretera estaba cortada, aparcamos y nos pusimos a caminar unos metros, por el miedo a que nos pillase otra lluvia intensa y como no había nadie decidimos volver al coche para seguir con la ruta.

 

Fue una pena no conocer esta iglesia, aquí te dejo alguna foto por si tu tienes la posibilidad de ir, para llegar solo tienes que poner el nombre en Google Maps.

 

 

Imagen de Wikipedia
Imagen de Wikipedia

 

Radovljica

Seguimos nuestra ruta hasta el pueblo de Radovljica uno de los pueblos más bonitos que se pueden visitar en Eslovenia. Está situado encima de una pequeña colina y mantiene muchas casas típicas de los siglos XV y XVI.

 

Nosotros nos dedicamos a pasear por sus calles durante un rato porque había dejado de llover.

 

Las casas de Radovljica en Eslovenia
Las casas de Radovljica en Eslovenia

 

Radovljica en Eslovenia
Radovljica en Eslovenia
Nuestras visitas por Eslovenia fueron muy tranquilas, teníamos los pueblos para nosotros solos
Nuestras visitas por Eslovenia fueron muy tranquilas, teníamos los pueblos para nosotros solos
La iglesia de Radovljica
La iglesia de Radovljica

 

Tras esta visita pusimos rumbo a Bled, donde teníamos nuestro alojamiento para esa noche y dimos un paseo por el lago de noche, ahora no llovía, como una buena manera de acabar este día tan lluvioso que nos había dejado Eslovenia.

 

En un próximo artículo sobre Eslovenia te seguiré hablando sobre nuestra ruta en el país, aunque ya te avanzo que nos hizo mejor tiempo 🙂

 

 

Autor

Viajera del 84. Aunque mis padres siempre me llevaban al pueblo, yo devoraba las aventuras por el mundo de Willy Fog. Viajo porque me hace mejor persona y ahorro dinero en psicólogo y clínicas de belleza. Y aquí hablo de mis experiencias viajeras y os doy consejos para disfrutar al máximo de vuestros viajes.

Déjanos un comentario

Pin It