Después de hablarte sobre nuestro super completo primer día en Islandia es el momento de valorar nuestro alojamiento para esa primera noche en este impresionante país.

 

Alojamientos en Islandia

Hago una pequeña introducción sobre el alojamiento en Islandia porque es una de las dudas más habituales. En este país lo más económico y habitual es dormir en guesthouse (casa de huéspedes) donde se comparte el baño (lo más normal) y la cocina. En este viaje a Islandia era la primera vez que dormíamos en guesthouse con baño y cocina compartida, habíamos estado en B&B (algunos de ellos son: B&B FOSSE FARMHOUSEB&B GIOVANNI & GIOVANNA y AU TROUBADOUR), pero siempre con baño privado, y por ello en este viaje a Islandia íbamos un poco a la expectativa de que nos íbamos a encontrar, y la verdad que en la mayoría de las guesthouse en las que hemos estado ha sido una experiencia positiva, sobre todo en la guesthouse de la que te hablo hoy.

 

Guesthouse Kaldakinn

Localización: se encuentra entre las localidades de Selfoss y Hella, en la carretera numero 271. Cuando estés en la carretera 1 gira a la carretera 26, y después de unos 10 minutos gira a la derecha, carretera 271 (indicada como ÁRBÆR), enseguida verás el cartel de Kaldakinn.

 

 

 

Lo que más me gustó

  • La amabilidad de los dueños. Lea y su marido son encantadores y te das cuenta que la gestión de la casa de huéspedes la hacen con mucho amor.
  • La guesthouse: una casa independiente con 4 habitaciones para 3 personas cada una, con cocina, baño y salón compartido, todo decorado con mucho encanto.

  • Tuvimos la suerte de estar solos en la guesthouse por lo que pudimos disfrutar de toda la casa como si fuera nuestro pequeño hogar.
  • A pesar de no tener el desayuno incluido tenías leche en la nevera, para hacer café e infusiones, ketchup,…
  • Todo estaba muy limpio y como he dicho, decorado a todo detalle.
  • Las vistas desde nuestra habitación eran hacia el volcán Hella.

  • No esta situado en el centro de la ciudad, por lo que es ideal para ver auroras (aunque aquel día no las hubo).
  • Es muy fácil de llegar desde la carretera principal de Islandia.
  • Precio: muy económica respecto a otros lugares de la zona y por todo lo que ofrece.
 

 

Lo que menos me gustó

  • La noche en la que dormimos en esta guesthouse hizo un viento horrible, 40 km/h (según la app del tiempo) y al ser una casita prefabricada, como la mayoría que hay en Islandia, en ocasiones hacía mucho ruido.
 

 

Conclusión

Volvería a repetir en esta guesthouse si volviese a Islandia, incluso es ideal para pasar más días si vas en familia.

 

 

 

Si estas interesado,  en esta casa además de Guesthouse, cuidan caballos y hacen excursiones al volcán Hella, nosotros no pudimos hacerla pero tiene muy buena pinta. Aquí tienes alguna información: http://hestahof.is/#tours

 

 

Autor

Viajera del 84. Aunque mis padres siempre me llevaban al pueblo, yo devoraba las aventuras por el mundo de Willy Fog. Viajo porque me hace mejor persona y ahorro dinero en psicólogo y clínicas de belleza. Y aquí hablo de mis experiencias viajeras y os doy consejos para disfrutar al máximo de vuestros viajes.

Comments are closed.

Pin It