[Total:1    Promedio:5/5]

 

Las Coves de Can Riera están situadas en el pequeño pueblo de Torrelles de Llobregat (Barcelona). Son un conjunto de cuevas de piedra arcillosa que tienen unas bonitas formas redondeadas causadas por la erosión del agua y del viento y que nos recuerdan a las famosas formaciones de Antelope Canyon de Estados Unidos (QUÉ VISITAR EN PAGE – ARIZONA).

 

 Actualización abril 2019: El ayuntamiento de Torrelles de Llobregat ha decidido cerrar la entrada a las Coves de Can Riera por el poco civismo de la gente, artículo con información aquí.
 
Hasta nuevo aviso, recomendamos no intentar ir y ayudar entre todos para que pronto se pueda volver a visitar siendo más cuidadosos con el medio ambiente.

 

En este artículo te vamos a explicar cómo llegar a las Coves de Can Riera. Para ello hay que recorrer un sendero totalmente practicable y sencillo, pero con algo de dificultad en la parte final del recorrido, justo al llegar a las cuevas, ya que hay que subir pendientes y piedras por el camino arenoso.

 

Recomendaciones para visitar les Coves de Can Riera

  • Es aconsejable llevar ropa de deporte y mejor que no sea blanca. Las cuevas están formadas de piedra arcillosa y toda la zona tiene una arena roja que ensucia mucho.
  • Intenta visitar las Coves de Can Riera entre semana o los fines de semana a primera hora o a medio día. Durante el fin de semana está lleno de gente de manera exagerada y consideramos que desde el ayuntamiento deberían gestionarlo.
  • Lleva agua para el camino. Aunque no es una trayecto largo ni muy difícil, pero si que hay unos horas entre la ida, la visita y la vuelta.
  • Utiliza el GPS : puedes ver la ruta completa en Google Maps para que te puedas orientar y veas el recorrido.

 

  No recomendamos la visita para las personas que no estén en forma (no es necesaria preparación atlética, pero si un mínimo de flexibilidad), gente que sufra de vértigos (en las cuevas hay unas vistas preciosas pero en ocasiones se nota que estás a cierta altura), ni familias con bebés dado que la última parte del camino es complicada.

 

 

 

Cómo llegar a las Coves de Can Riera

Lo primero que deberás hacer es ir hasta el bonito pueblo de Torrelles de Llobregat, puedes indicar como destino en tu GPS (O Google Maps) «Campo de Fútbol Can Roig Torrelles de Llobregat», la entrada al camino está situado en la parte izquierda de la casa que podéis ver en la foto (junto a la rotonda).

 

En esta zona no encontrarás sitio para aparcar, por lo que una vez más insistimos en que es bueno ir temprano, si no, tendrás que buscar aparcamiento cerca, por ejemplo a pocos metros encontrarás el parking de Catalunya en Miniatura, lugar donde nosotros aparcamos.

 

Entrada al camino que te lleva a las coves de Can Riera en Torrelles de Llobregat
Entrada al camino que te lleva a las coves de Can Riera en Torrelles de Llobregat

 

Una vez entras en el sendero hay que seguir hasta que te encuentras con una pequeña bifurcación hacia la izquierda, la podrás ver claramente porque el camino que hay que seguir es el que tiene mayor pendiente (izquierda).

 

Tras unos metros notarás que el camino empieza a hacer zig-zag de manera ascendiente, eso es que vas en la buena dirección.

 

En el primer desvío hay que ir por la izquierda
En el primer desvío hay que ir por la izquierda

 

Continuando siempre por el camino principal llegarás a otra bifurcación, esta vez el camino que hay que seguir es el de la derecha, el que va ligeramente hacia abajo.

 

La segunda bifurcación es hacia la derecha, ligeramente hacia abajo
La segunda bifurcación es hacia la derecha, ligeramente hacia abajo

 

Un poco más adelante te encontrarás con otra división y en este caso hay que tomar el camino izquierdo que sube, no tiene perdida.

 

El ultimo desvío es hacia la izquierda, ligeramente hacia arriba
El ultimo desvío es hacia la izquierda, ligeramente hacia arriba

 

Continuando por el camino llegarás a un cruce de caminos con una señal que indica el camino. Además, el camino ahora pasará entre campos de cerezos cercados por vallas. Hay que seguir recto, en dirección a la casa que se ve en la foto.

 

Seguir la ruta en este punta es fácil, hay que pasar por el camino entre los campos y en dirección a la construcción
Seguir la ruta en este punta es fácil, hay que pasar por el camino entre los campos y en dirección a la construcción

 

Continuando por el mismo camino encontramos un desvío en forma de «T» situado junto a un deposito de agua y que nos da a escoger entre izquierda y derecha. El camino hacia las Coves de Can Riera es el de la derecha.

 

Llegando al deposito, hay que girar hacia la derecha
Llegando al deposito, hay que girar hacia la derecha

 

A partir de aquí, siguiendo el camino, ya puedes ir viendo las Coves de Can Riera en la ladera de la montaña. Son inconfundibles ya que entre los arboles y arbustos se aprecia su color rojizo.

 

A partir de este punto ya puedes ver las cuevas en la ladera de la montaña
A partir de este punto ya puedes ver las cuevas en la ladera de la montaña

 

Ya estamos llegando al tramo final, ahora hay que tomar un camino que, aunque es inapreciable, está ahí. Es el camino que hay junto al árbol que parece que se ha torcido, un estrecho pasaje que baja y se adentra entre la vegetación.

 

Aunque no lo parezca, hay un camino entre los arboles que hay que seguir
Aunque no lo parezca, hay un camino entre los arboles que hay que seguir

 

Continuamos por ese camino estrecho y acabamos llegando a la base de las cuevas. Aquí el color de la tierra es rojizo, característico de las Coves de Can Riera, y hay muchos cactus.

 

El camino se estrecha pero es la buena dirección
El camino se estrecha pero es la buena dirección

 

Ahora viene la parte más difícil de todo el recorrido ya que hay que ir subiendo hacia las cuevas (no están situadas a pie de camino sino que están en un nivel más arriba). Esta subida es algo complicada ya que hay que pasar entre rocas y cactus. Debes tener mucho cuidado, la arena hace que las rocas resbalen y es muy fácil caerse.

 

Además aquí es donde se encuentra la concentración de gente que va a visitar las cuevas por lo que hay que armarse de paciencia para que entre todos podáis visitarlas.

 

La subida hacia las cuevas es por un camino algo más complicado y lleno de rocas
La subida hacia las cuevas es por un camino algo más complicado y lleno de rocas

 

Desde la base del camino (justo al lado derecho del cactus grande), y siguiendo el camino que se ha formado por el paso de la gente, llegarás a la primera cueva, no es la más grande, pero que tiene algunos lugares curiosos para hacer fotos y tener unas bonitas vistas de la zona.

 

La primera cueva es más pequeña pero también está muy bien
La primera cueva es más pequeña pero también está muy bien

 

Las vistas desde las cuevas de Can Riera son preciosas, en un día soleado se puede ver hasta Barcelona
Las vistas desde las cuevas de Can Riera son preciosas, en un día soleado se puede ver hasta Barcelona

 

Para llegar a la cueva más grande y con mejores vistas hay que hacer un desvío justo a mitad del camino, verás que hay un desvío hacia la izquierda (no te preocupes porque se intuye muy bien no tiene perdida).

 

Esta es la foto más conocida de las Coves de Can Riera, en la segunda cueva, situada algo más a la izquierda de la anterior
Esta es la foto más conocida de las Coves de Can Riera, en la segunda cueva, situada algo más a la izquierda de la anterior

 

El camino de bajada se hace por el mismo camino que hemos seguido para subir, lo que lo hace un poco complicado si justo en ese momento hay gente subiendo, pero poco a poco y sin prisa para no tropezar (el suelo es algo resbaladizo), no hay problema.

 

Se baja por el mismo camino así que hay que tener cuidado con la gente que sube y con el suelo que resbala un poco
Se baja por el mismo camino así que hay que tener cuidado con la gente que sube y con el suelo que resbala un poco

 

Una vez hayas bajado de las cuevas, deberás seguir el mismo camino para volver hasta el bonito pueblo de Torrelles de Llobregat. El tiempo total del recorrido es de aproximadamente de 2h – 2:30h, aunque éste dependerá del ritmo y del tiempo que dediques a disfrutar de las cuevas, en nuestro caso íbamos paseando y haciendo fotos.

 

Si vas en fin de semana, suele haber mucha gente por lo que tienes que armarte de paciencia
Si vas en fin de semana, suele haber mucha gente por lo que tienes que armarte de paciencia

 

Se puede llegar a las Coves de Can Riera por otras rutas diferentes a la que te hemos explicado, si utilizas aplicaciones como Google Maps y pones como destino «Coves de Can Riera» verás las diferentes posibilidades, solo se necesita un poco de orientación.

 

 

Déjanos un comentario

Pin It