Nuestro primer día en Viena lo dedicamos a conocer todos los lugares que se encontraban en el centro de la ciudad (QUÉ VER EN VIENA EN UN DÍA), así que nuestra segunda jornada en Viena nos alejamos un poco del centro para pasar un día conociendo algunos palacios de Viena, que no son pocos y otras visitas en las que teníamos que movernos en transporte público.

Un día en los palacios de Viena

 

 

Palacio de Schönbrunn

Este palacio era la residencia de verano de Sisi Emperatriz. En su interior hay más de 40 habitaciones de estilo rococó. Entre las estancias más importantes se encuentra la Gran Galería utilizada para celebrar banquetes imperiales, el Salón Chico Circular utilizado por Maria Teresa para mantener conversaciones privadas con su canciller, el Salón del Desayuno, utilizado para ese fin y el Salón Chino Azul, donde abdicó Carlos I en el año 1918.  Aunque lo que más impresiona del Palacio de Schönbrunn son sus enormes y cuidados jardines

Nosotros nos dedicamos a pasear por los jardines, y aunque estaban un poco secos por ser mediados de marzo la estampa del palacio amarillo y aquellos enormes jardines fue muy bonita.

 

 

 

 

Hundertwasserhaus

Nuestra siguiente visita fue el impronunciable Hundertwassehaus, un complejo residencial de curiosa arquitectura. Fue construido entre 1983 y 1986 por Friedensreich Hundertwasser (de ahí el nombre) un artista austriaco que mucha gente considera que tiene parecido con Gaudí.

 

La arquitectura de estos edificios se caracterizan por los colores, la ondulación del suelo y que en el interior de las habitaciones crecen árboles, cuyas ramas asoman por la ventana.

Nos encontramos la zona con muchos turistas, de los lugares donde más complicado fue hacer unas fotos de toda Viena.

 

 

El Prater

Seguimos la ruta hasta el Prater, el parque de atracciones más antiguo del mundo. El parque es de 1895 y aún conserva algunas de las atracciones de aquella época, como la Noria Gigante de 60 metros.

También hay otras atracciones interesantes como el tren fantasma, algún tiovivo y también muchos bares donde comer a buen precio.

Pasamos un buen rato paseando entre las atracciones, eran muy chulas, además hacia buen tiempo y había mucho ambiente familiar.

  • Entrada: La entrada es gratuita y pagas por las atracciones en las que te subas.
  • Horario: Del 15 de marzo al 31 de octubre, todos los días desde las 10:00 hasta la 1:00.

 

 

 

 

Palacio Belvedere

Seguimos con nuestro día en los palacios de Viena conociendo el Palacio Belvedere, que en realidad son tres palacios: Alto Belvedere, Bajo Belvedere y La Orangery.

  • En el Alto Belvedere se encuentra la famosa pintura El Beso de Gustav Klimt.
  • El Bajo Belvedere es de menor tamaño y con una fachada menos llamativa. Dentro de este edificio encontrarás una exposición de arte barroco austriaco.
  • La Orangery es un elegante edificio utilizado como invernadero y que alberga diferentes exposiciones temporales.

Este palacio perteneció al príncipe Eugenio de Saboya, un general amante del arte.

Nosotros lo visitamos para conocer sus jardines construidos en tres niveles y con grandes fuentes, nos encantaron. Nos hubiese gustado conocer la obra de El Beso, pero el precio de la entrada al Palacio Belvedere me pareció excesiva (16 euros),

 

Catedral de San Esteban (Stephansdom) y Stephansplatz

Visitamos la catedral la tarde-noche anterior (QUÉ VER EN VIENA EN UN DÍA), pero no pudimos subir a las torres. Así que, antes de irnos de Viena volvimos al centro para subir.

Existen dos torres, una que se accede por el exterior de la catedral, y que no recomendamos porque se sube por escaleras y las vistas no son tan bonitas (nos lo dijeron en la taquilla directamente), y otra torre que se accede por el interior de la catedral en ascensor y desde donde se tiene una bonita vista de los 250.000 azulejos de colores del tejado de la catedral (restaurados tras la 2ª Guerra Mundial), y de Viena en general desde el cielo.

 

 

Esta fue nuestra última visita de este día por los palacios de Viena, tras esto recogimos el equipaje de nuestro hotel (MI HOTEL EN VIENA – HOTEL DAS TIGRA) y nos fuimos al aeropuerto a tomar el vuelo de vuelta a Barcelona (COMO IR DEL AEROPUERTO DE VIENA AL CENTRO). Estos dos días en Viena son una escapada muy recomendable.

Click aquí para ver todos los post de VIENA

 

¿Quieres organizar tu viaje a Viena?

  • Reserva AQUÍ los hoteles más baratos en Viena
  • Reserva AQUÍ tu vuelo barato a Viena
  • Compra AQUÍ tu guía de Viena
  • Reserva AQUÍ la mejores actividades y excursiones en Viena
  • Reserva AQUÍ tu coche de alquiler para Viena
  • Contrata AQUÍ tu seguro de viaje con un 20% de descuento usando el código BLOGGERIM

 

Autor

Viajera del 84. Aunque mis padres siempre me llevaban al pueblo, yo devoraba las aventuras por el mundo de Willy Fog. Viajo porque me hace mejor persona y ahorro dinero en psicólogo y clínicas de belleza. Y aquí hablo de mis experiencias viajeras y os doy consejos para disfrutar al máximo de vuestros viajes.

Déjanos un comentario

dieciocho + cinco =

Pin It