[Total:5    Promedio:5/5]

Volamos de Barcelona a Viena un sábado por la mañana llegando a la capital de Austria a las 10:30 (una buena hora para aprovechar el día). Tomamos el transporte público del aeropuerto al centro (te detallaré como hacerlo en otro artículo), dejamos el equipaje en nuestro hotel y pasadas las 12 horas ya estamos conociendo la ciudad.

Qué ver en Viena en un día

Rathaus o Ayuntamiento de Viena

Es el edificio laico de estilo neogótico más importante de la ciudad. Es la sede oficial del alcalde y el lugar de reunión del Senado y del Parlamento Regional.

 

Nosotros nos lo encontramos en obras (algo habitual en nuestros viajes), y solo hicimos algunas fotos en las proximidades, no entramos.

El Ayuntamiento de Viena o Rathaus
El Ayuntamiento de Viena o Rathaus

 

 

Jardin Volksgarten

A pocos metros del Rathaus se encuentra este jardín que destaca por los rosales, los que nosotros encontramos tapados con sacos, supongo que para evitar el frío. Además también está el monumento a Sisí y el Templo de Teseo.

Paseando por el gran jardin Volksgarten en Viena
Paseando por el gran jardin Volksgarten en Viena

 

 

Tras esta segunda parada en el centro de Viena decidimos parar a comer. Así visitaríamos la Opera de Viena en una de las visitas guiadas en español (ese sábado había dos posibilidades, a las 14:00 y a las 15:00 horas).

 

Comimos en Bitzinger Würstelstand Albertina un lugar imprescindible donde probar las salchichas austriacas con ese pan oscuro y contundente de la zona. Comimos por poco dinero, algo extraño en Viena, así que es un lugar muy recomendable, además estaba cerca de la Opera de Viena, nuestro próximo destino.

El puesto de comida Bitzinger Würstelstand Albertina en Viena
El puesto de comida Bitzinger Würstelstand Albertina en Viena

 

Opera de Viena

Sobre las 13:30h nos aproximamos a la entrada de la opera para comprar la entrada de la visita guiada y aquello estaba repleto, hicimos una cola que salía del edificio, pero al final pudimos comprar los pases para conocer el edificio con una visita guiada en español (te recomiendo que mires en su web los horarios de las visitas).

El interior de la Opera de Viena
El interior de la Opera de Viena

 

Durante la visita a la Opera de Viena puedes acceder a la zona de butacas
Durante la visita a la Opera de Viena puedes acceder a la zona de butacas

Estuvimos durante unos 45 minutos conociendo un montón de cosas sobre el edificio, el escenario, la historia, curiosidades… una visita muy recomendable, pero no te las voy a contar para que sean a sorpresa. Solamente te diré que hay unas 320-340 representaciones anuales y nunca se repite la misma actuación dos días seguidos para que los cantantes/actores puedan descansar, por lo que todos los días se montan y desmontan los escenarios.

El precioso edificio de la Opera de Viena por dentro
El precioso edificio de la Opera de Viena por dentro

 

El precio de la visita guiada es de 9€ y no entra en la Vienna Card.

 

Cualquier persona puede asistir a una sus operas o ballets, aunque las entradas se agotan muy pronto y son muy caras.

 

Cómo conseguir entradas baratas para la Opera de Viena

El mismo día, unos 90 minutos antes de la actuación se ponen a la venta entradas a 3 y 4 euros. Las primeras son de pie (pero están justo debajo del palco) y las segundas son en uno de los balcones pero con visibilidad reducida.

 

Estas entradas se agotan muy pronto y sólo se puede comprar una por persona por lo que tienes que estar allí al menos dos horas antes, sobre las 17:00 horas.

 

Si te animas a comprar estas entradas, no tienes que ir vestido de gala, pero tampoco puedes ir demasiado casual. En la visita guiada nos encontramos con una chica que nos explicó que ella hizo toda la cola pero que no la dejaron entrar porque llevaba el pantalón roto (por la moda).

El precioso edificio de la Opera de Viena
El precioso edificio de la Opera de Viena

 

Nosotros decidimos no ir a ver el espectáculo de esa noche. Ese día había ballet y no opera, y ademas si nos hubiésemos esperado en la cola no habríamos visitado muchos de los lugares que visitamos ese día, esos fueron los  motivos por los que nosotros decidimos no ir al espectáculo.

 

Tras la visita a la Opera continuamos con la ruta conociendo el siguientes lugares que teníamos previsto:

 

Palacio Hofburg

Fue el lugar de residencia de los Habsburgo. Vivieron allí durante más de 6 siglos y actualmente está en pleno centro de la ciudad.

Panoramica del Palacio Hofburg
Panoramica del Palacio Hofburg

 

En este palacio podrás comprar una entrada combinada y visitar el Museo de Sisí, los Aposentos Imperiales y la Platería de la Corte, los tres con una audioguía muy interesante, aunque dentro de estos 3 museos no se pueden hacer fotografías.

 

La Platería de la Corte: Es el primero que te encuentras y aquí podrás conocer los objetos de la platería de la corte pasaron a ser propiedad de la República de Austria, son varias salas y a pesar de que son curiosos y hay algunas vajillas impresionantes yo no le dedicaría demasiado tiempo.

El museo de Sisi Emperatriz
El museo de Sisi Emperatriz

 

 

Museo Sisi: mi favorito y es que siempre he sido fan de las mujeres que marcaron la historia. En este museo vas pasando por diferentes salas y el audioguía te va explicando diferentes relatos sobre Sisi: su rebeldía ante la vida en la corte, su obsesión por la belleza y la extrema delgadez y el estado de profunda melancolía tras la muerte de varias personas importantes de su vida. En la exposición se ven múltiples objetos de la emperatriz, algunos vestidos, retratos y muchas otras pertenencias.

La entrada al museo de Sisi Emperatriz
La entrada al museo de Sisi Emperatriz

 

El tercer y último museo son los Apartamentos Imperiales. Unas 19 habitaciones de la de residencia de los Habsburgo. Se recorren las estancias oficiales y las privadas en las que vivieron el emperador Francisco José y la emperatriz Elisabeth. Las habitaciones se encuentran decoradas y amuebladas.

  • Precio: 12,90€ (11,90 con la Vienna Card)
  • Horario: Todos los días de 9:00 a 17:30 horas

 

Biblioteca Nacional de Austria

A pocos metros del Palacio Hofburg se encuentra esta biblioteca, considerada una de las bibliotecas más bonitas del mundo. Es de estilo barroco del siglo XVIII y el emperador Carlos VI la encargó construir para utilizarla como biblioteca de la corte.

 

La principal estancia es Sala Imperial (Prunksaal) que tiene una longitud de más de 70 metros y es conocida por sus enormes globos terráqueos antiguos, estatuas, pinturas y altas estanterías de madera llena de libros. Alberga unos 200.000 libros publicados entre 1501 y 1850.

 

Nosotros tuvimos que hacer una cola de más de media hora para poder entrar, y nos encontramos la sala Imperial repleta por lo que le quitó magia al lugar.

 

  • Precio: 8€. Con la Vienna Card tiene un precio de 7€
  • Horario: de 10:00 a 18:00 horas.

 

Tras la visita era la hora de la merienda, así que nos acercamos hasta nuestra siguiente parada.

 

Cafe Sacher

El lugar donde se creó la exquisita tarda Sacher hace ya unos años. Fue inventada por Franz Sacher en 1832. En ese momento, Sacher era un aprendiz de 16 años, encargado de inventar un postre especial para servir al príncipe Wenzel von Mettermich ya que el jefe de cocina estaba enfermo.

 

El pastel consiste en dos capas de bizcocho de chocolate denso con una fina capa de mermelada de albaricoque entre ellos, todo cubierto con una gruesa capa de ganache de chocolate brillante. Tradicionalmente se sirve junto con una cucharada de crema batida. El hijo de Sacher, Eduard, continuó con el legado de su padre, dándole al pastel la fama y el prestigio que tiene hoy.

Probamos la auténtica tarta Sacher en Viena
Probamos la auténtica tarta Sacher en Viena

 

Estuvimos más de una hora de cola en la calle, por lo que te recomiendo que vayas a otra hora que no sea la merienda. Una vez dentro nos tomamos un capuccino, un cafe con leche y una tarda a compartir y pagamos 17€ por todo, como ves muy caro, pero para mi estar en Viena y no probar la tarta original era un sacrilegio.

La entrada al famoso Cafe Sacher
La entrada al famoso Cafe Sacher

 

 

Respecto a la tarta diré que me pareció que el chocolate era más potente que aquí y que la mermelada también unía el bizcocho con el recubrimiento de chocolate.

 

Tras un buen descanso continuamos con la ruta.

 

Calle Kärntner

Después, muy cerca del Cafe Sacher, dimos un tranquilo paseo por la calle Kärntner Straße. La principal arteria comercial de la capital austriaca, y hasta el momento la calle de tiendas más larga de Europa, y esta calle nos llevó hasta nuestra siguiente parada.

La Kärntner Straße es la principal calle de Viena
La Kärntner Straße es la principal calle de Viena

 

Catedral de San Esteban (Stephansdom) y Stephansplatz

La Sthepansplatz es la principal plaza de la ciudad y lugar donde se encuentra la Stephansdom.

 

La Catedral de San Esteban es el edificio religioso más importante de Viena, en el que se celebró la boda y el funeral de Mozart y el lugar más alto del centro de la ciudad (existe una ley que no permite construir edificios más altos).

La gran catedral de Viena
La gran catedral de Viena

 

Esta tarde tarde solo lo visitamos por fuera y una pequeña visita interior. Al día siguiente volvimos para subir a sus torres.

El interior de la catedral de Viena
El interior de la catedral de Viena

 

Tras esta última visita nos fuimos dando un tranquilo paseo por la ciudad hasta el restaurante Glacis Beisl lugar de moda de la ciudad y lugar donde probamos el Wiener Schnitzel, un escalope de ternera empanado, que es el plato más típico de Viena.

 

La entrada al restaurante Glacis Beisl en Viena
La entrada al restaurante Glacis Beisl en Viena
El famoso plato de Viena, el Wiener Schnitzel
El famoso plato de Viena, el Wiener Schnitzel

Después de cenar super bien continuamos con el paseo hasta nuestro hotel. Al día siguiente continuamos conociendo Viena visitando los palacios más alejados. Si solo hubiésemos tenido que conocer Viena en un día este es el recorrido perfecto.

 

¿Quieres organizar tu viaje a Viena?

  • Reserva AQUÍ los hoteles más baratos en Viena
  • Reserva AQUÍ tu vuelo barato a Viena
  • Compra AQUÍ tu guía de Viena
  • Reserva AQUÍ la mejores actividades y excursiones en Viena
  • Reserva AQUÍ tu coche de alquiler para Viena
  • Contrata AQUÍ tu seguro de viaje con un 20% de descuento usando el código BLOGGERIM

 

Autor

Viajera del 84. Aunque mis padres siempre me llevaban al pueblo, yo devoraba las aventuras por el mundo de Willy Fog. Viajo porque me hace mejor persona y ahorro dinero en psicólogo y clínicas de belleza. Y aquí hablo de mis experiencias viajeras y os doy consejos para disfrutar al máximo de vuestros viajes.

Déjanos un comentario

Pin It