Llegamos a nuestra segunda guesthouse en Vík después de pasar un día completísimo en los alrededores de la ciudad (UN DÍA EN LOS ALREDEDORES DE VÍK), ya había oscurecido y decidimos que como el día anterior ya habíamos conocido Vík (NUESTRA RUTA DE HELLA A VIK) no saldríamos de la casa de huéspedes, nos ducharíamos, cenaríamos y a descansar.

 

Guesthouse Carina

Localización: Mýrarbraut 13, 870 Vík, Islandia

 

 

Lo que más me gustó

  • Localización: al igual que nuestra casa anterior en Vík (GUESTHOUSE GALLERI VÍK), la Guesthouse Carina estaba muy bien situada en la ciudad.
  • El servicio recibido. Llegamos y nos atendió una chica muy maja (era una empleada) que nos explicó como funcionaba todo, nos atendió también en el desayuno al día siguiente y cuando nos íbamos nos pregunto sobre nuestra ruta y sobre nosotros, muy maja.
  • El precio: era de lo más económico que encontramos en la zona y además incluía el desayuno.
  • Limpieza: a pesar de ser una casa con muchos huéspedes estaba muy limpia, tanto los lugares comunes como la habitación.
  • Nuestra habitación era pequeñita y con techo abuhardillado. Nos encantaron las vistas que teníamos a la iglesia de Vík, disponía de un calentador para hacer te o café.

  • El desayuno: fue el primer alojamiento en que el teníamos el desayuno incluido y fue un placer. Pudimos disfrutar de gofres (había masa y tu te hacías los gofres al momento), pan casero (¡Me encanta probar panes!) y mucha variedad de productos dulces y salados, además de productos típicos  islandeses que decidí no probar (pescado y cosas similares), mi estomago no está preparado para desayunar así.
  • Aunque era una guesthouse muy grande, estaba muy bien organizado, habían indicaciones en muchos lugares del funcionamiento. Además había una norma que indicaba que a partir de las 22 horas no se podía hacer ruido, y la gente cumplió, por lo que pudimos descansar muy bien!

 

Lo que menos me gustó

  • Como he dicho era la guesthouse más grande en la que estuvimos en Islandia. Tenía dos baños con ducha en la parte de abajo, y nos costó encontrarlos libre para poder ducharnos antes de cenar.

 

Conclusión

Volvería a repetir en esta guesthouse principalmente por el precio (más económica que otras de la zona) y por el desayuno que pudimos disfrutar.

 

Alojamiento en Vík: Guesthouse Carina

 

 

Autor

Viajera del 84. Aunque mis padres siempre me llevaban al pueblo, yo devoraba las aventuras por el mundo de Willy Fog. Viajo porque me hace mejor persona y ahorro dinero en psicólogo y clínicas de belleza. Y aquí hablo de mis experiencias viajeras y os doy consejos para disfrutar al máximo de vuestros viajes.

Déjanos un comentario

Pin It