[Total:0    Promedio:0/5]

Nunca se puede ir de viaje con ideas preconcebidas, y si vas con ellas seguramente a las pocas horas en el destino te darás cuenta que todo lo que suponías y esperabas no es la realidad. Y eso es lo que a me pasó con Ibiza. Me esperaba una isla saturada de gente buscando fiesta, drogas y alcohol, pero no, tan pronto como pisé la isla me di cuenta que la realidad  era otra.

Los edificios de Ibiza lucen muy pintorescos, acorde con el espíritu de la isla
Los edificios de Ibiza lucen muy pintorescos, acorde con el espíritu de la isla

 

Así que hoy os hablo de las sensaciones que percibí de la isla de Ibiza durante mi visita en el mes de octubre:

 

1. Existe el buen rollo ibicenco

Pensaba que el famoso buen rollo de Ibiza era enlatado para el turistas, pero no. Toda la isla parece un pequeño pueblo donde todo el mundo se conoce. En los bares se saludan por el nombre, y esto no lo vi sólo en un restaurante, por toda la isla era se respiraba ese buen rollo. Los ibicencos y residentes en Ibiza intentan ayudarte y que la visita a la isla sea lo más placentera posible. Como ejemplo, en el que entraré en más al detalle en otro post, fui al médico (nada importante) y éste al acabar la visita me pidió perdón porque durante esa mañana había llovido, y detrás de la receta me hizo un plano indicándome los mejores restaurante de Santa Eularia des Riu, ¡fantástico!

 

2. En Ibiza todo queda a media hora en coche

Es una isla ideal para visitar en pocos días, porque todo queda cerca. En el post de mis impresiones de Mallorca os decía que Mallorca era una isla grande con mucha montaña y que todo quedaba lejos, y me esperaba una situación similar en Ibiza, pero no, en Ibiza todo queda próximo, así que puedes ir a ver atardecer a Cala d’Hort y cenar en Santa Gertrudis de Fruitera en pocos minutos.

 

3. Comer no es extremadamente barato, pero comes calidad

Existe una enorme variedad de restaurantes y en todos los que estuve noté que los productos eran de calidad, así que pagar algo más de precio que en otro lugar, pero comer comida de buena calidad no pesa tanto. En un post entraré en detalle de restaurante que visité y restaurantes que me aconsejaron, hay mucho que tratar.

 

Comiendo en la Pizzeria Pinocho, muy recomendable si pasas por lbiza
Comiendo en la Pizzeria Pinocho, muy recomendable si pasas por lbiza

 

4. No me quiero ni imaginar como está la isla en temporada alta

La isla de Ibiza está preparada para grandes aglomeraciones. Existen enormes zonas de aparcamientos, carreteras con carril de adelantamiento, una oferta de restaurantes y hoteles elevadísima, muchísimas empresas de alquiler de vehículos…Estuvimos muy tranquilos, no encontramos caravanas, excepto en una ocasión no pagamos ningún parking,… pero todos estos indicios me hace sospechar que aquí en temporada alta hay mucha gente…

 

5. El tiempo en octubre

Dos de los días nos hizo un tiempo fantástico, a pesar de estar a finales de octubre pudimos bañarnos e ir en ropa de verano, los otros dos días nos cayó el diluvio universal pero sólo por la mañana, por la tarde otra vez una temperatura muy agradable. Mientras que nosotros vestíamos ropa de finales de verano (por llamarlo de alguna manera), en Barcelona ya llevaban abrigo, así que podéis visitar Ibiza en octubre sin preocuparos por el tiempo.

 

6.  Sus playas y calas son impresionantes

Únicamente nos bañamos en una de las playas, que ya es de agradecer a finales de octubre, pero visitamos bastantes y la verdad es que sus aguas turquesas me enamoraron.

 

Las playas de Ibiza son un paraíso, en esta temporada muy relajadas
Las playas de Ibiza son un paraíso, en esta temporada muy relajadas

 

7.  Y si los atardeceres molan.

Cuando le decía a la gente que iba a ir a Ibiza y les pedía consejo de qué visitar siempre me decían, tienes que ir aquí a ver atardecer, debes de ir allí para ver atardecer,…. y pensaba, pues no será para tanto… y la verdad es que. En nuestro caso, vimos atardecer en Cala d’Hort y se hizo un poco largo porque no gestionamos bien el timming de la caída del sol, pero la imagen que se te queda en la retina vale mucho la pena!

 

En conclusión, creo que he vivido una Ibiza que no es la habitual, un lugar muy tranquilo y me ha encantado, sin lugar a dudas es un lugar fantástico para pasar unos días. Así que creo que en un futuro volveré, para poder aprovechar más esas fantásticas calas.

 

¿Quieres organizar tu viaje a Ibiza?

  • Reserva AQUÍ los hoteles más baratos en Ibiza
  • Reserva AQUÍ tu vuelo barato a Ibiza
  • Compra AQUÍ tu guía de Ibiza
  • Reserva AQUÍ la mejores actividades y excursiones en Ibiza
  • Reserva AQUÍ tu coche de alquiler para Ibiza
  • Contrata AQUÍ tu seguro de viaje con un 20% de descuento usando el código BLOGGERIM

 

Autor

Viajera del 84. Aunque mis padres siempre me llevaban al pueblo, yo devoraba las aventuras por el mundo de Willy Fog. Viajo porque me hace mejor persona y ahorro dinero en psicólogo y clínicas de belleza. Y aquí hablo de mis experiencias viajeras y os doy consejos para disfrutar al máximo de vuestros viajes.

2 Comments

  1. A nosotros nos encanta viajar fuera de temporada, lo disfrutamos más. En Ibiza no hemos estado, pero si gentes cercanas a nosotros lo han hecho también en momentos intempestivos, y dicen que es maravillosa.

    • ¡Hola Los pobres tambien viajamos!

      Lo primero deciros que me siento totalmente identificada con vuestro nombre, soy una pobre que viaje, porque miro mucho las posibilidades del lugar antes de viajar (buscando la mejor relación calidad precio) y porque me quito de muchas cosas para poder viajar, cuestión de prioridades :).

      ¡Gracias por vuestro comentario!

      Respecto a lo de Ibiza, ciertamente es un lugar precio y si aun no lo habeis podido visitar os lo aconsejo, lo ideal, fuera de temporada, pero que haga buen tiempo.

Déjanos un comentario

Pin It