Comer en Milán, como en toda Italia, es un placer. Soy muy fan de la comida italiana: su pastas, las pizzas a la leña, sus postres y el mejor café, el capuccino.

 

Cuando preparé nuestro fin de semana en Milán, estuve mirando en diferentes páginas web para saber los mejores lugares para comer en Milán . Estos fueron los restaurantes que llevaba apuntados para visitar si teníamos la oportunidad:

 

Pizzería Griglieria Flash

Localización: Via Bergamini, 1.

pizzeria-griglieria-flash

 

Está muy bien ubicada, la comida es de calidad, sabrosa, abundante, sin pretensiones, estilo casero y precios moderados. Las pizzas son gigantes a la leña, local típico italiano.

 

Precio: las dos pizzas que veis, un agua y una Coca Cola, no llegó a 30 €.

 

Pizza Prosciutto, estaba tan buena como parece
Pizza Prosciutto, estaba tan buena como parece

 

Heladería Grom

Se situa detrás del Duomo, en Via S. Margherita, 16. A 100 metros del teatro alla Scala.

 

heladeria-grom

Pizza OK

Localización: Via Lambro 15, 20129 Milán, Italia

pizza-ok

 

Y estos fueron los restaurantes en los que pudimos disfrutar de la gastronomía italiana y que no llevábamos apuntados, siempre hay que dejar lugar para la improvisación 🙂

 

Gelatto piccolo de camino al Castillo Sforzesco, dos sabores 3 €

 

Dos capuccinos delante de Santa Maria delle Grazie a la espera para entrar a ver La Última Cena, casi 6 euros.

 


Ristorante del Drago

Situado en la via Agnello 17 cerca de la Galería Víctor Manuel II.

 

Me encantó, una pasta buenísima y trato familiar. La información de Tripadvisor también es muy buena

 

Precio: dos platos de pasta, dos bebidas, una panna cotta y un café, 34 €.

 

Fachada del Ristorante del Drago, cerca de la Galeria Victor Manuel II
Fachada del Ristorante del Drago, cerca de la Galeria Victor Manuel II
Rica pasta italiana en el Ristorante del Drago
Rica pasta italiana en el Ristorante del Drago
Espectacular Panna Cotta de postre
Espectacular Panna Cotta de postre

 

Información: en los restaurantes se cobra el cubierto (coperto) son unos 5 € dos personas, esta tasa se incorpora al final del ticket.

 

 

Autor

Viajera del 84. Aunque mis padres siempre me llevaban al pueblo, yo devoraba las aventuras por el mundo de Willy Fog. Viajo porque me hace mejor persona y ahorro dinero en psicólogo y clínicas de belleza. Y aquí hablo de mis experiencias viajeras y os doy consejos para disfrutar al máximo de vuestros viajes.

Déjanos un comentario

Pin It