Imprimir

Nuestro paso por Dublín fue corto pero intenso, pasamos toda una mañana conociendo los principales lugares turísticos de la ciudad en nuestro último día de escapada de 5 días Irlanda del Norte y Dublín, ya que a media tarde salía nuestro vuelo de vuelta a Barcelona.

 

 

Aunque el titulo diga que conocimos Dublín en una mañana en realidad llegamos el día anterior sobre las 19 horas después de conocer Derry (UN DÍA EN DERRY ), dejamos nuestro coche de alquiler en el aeropuerto y fuimos hasta el centro, dejamos nuestro equipaje en el hotel que teníamos en la ciudad y nos fuimos a conocer Dublín de noche.

Esta noche conocimos la zona de Temple Bar (muy cerca de nuestro hotel), es el corazón de su vida nocturna y el eje en el que confluyen todos los pubs y el ambiente cultural de la ciudad. Nos dedicamos a pasear por sus callejuelas, cogimos pizza para llevar y nos fuimos a descansar a nuestro hotel.

 

A día siguiente nos despertamos pronto y realmente empezó nuestra mañana en Dublín:

Trinity College

Iniciamos el día conociendo el Trinity College Dublin, el famoso Libro de Kells y la impresionante biblioteca del Trinity College con más de 200.000 libros, y una de las imágenes más características de la ciudad.

Trinity College es la universidad más antigua y prestigiosa de Irlanda que tuvo como alumnos a personalidades célebres como James Joyce, Oscar Wilde o Bram Stocker.

El Libro de Kells es un manuscrito ilustrado realizado por monjes celtas hacia el año 800 en Kells, un pueblo de Irlanda. Es considerado la pieza principal del cristianismo celta y debido a su gran belleza y a la excelente técnica de su acabado, muchos especialistas lo consideran uno de los más importantes vestigios del arte religioso medieval. Está escrito en latín, contiene los cuatro Evangelios del Nuevo Testamento, además de notas preliminares y explicativas, y numerosas ilustraciones y miniaturas coloreadas.

Pero para mi lo más impresionante fue la Long room (Biblioteca), una sala de 64 metros de largo con un diseño basilical que te deja boquiabierto, además tuvimos la suerte de ir a primera hora y encontrar a poco gente, por lo que pudimos hacer bonitas fotos.


Precio: 14€

Horario: De mayo a septiembre: 8:30h – 17:00h, los domingos de 09:30h – 17:00h.
De octubre a abril: 09:30h – 17:00h, los domingos de 12:00h – 16:30h.

Después de esta visita continuamos de paseo por la ciudad hasta llegar a la estatua de la famosa vendedora ambulante Molly Malone. Es una canción popular de Irlanda que se ha convertido en el himno no oficial de Dublín. También ha obtenido la condición de himno irlandés. La canción cuenta la historia de una hermosa pescadera llamada Molly Malone que murió de una fiebre en plena calle. La muchacha iba por las calles de la zona portuaria de Dublín, empujando un carro y pregonando: “¡berberechos y Mejillones vivitos!”. Sin embargo no existen pruebas de que tal personaje existiese. Típicamente se la representa como una tendera de día y una prostituta de noche.

Catedral Christ Church

Seguimos paseando hasta la Catedral Christ Church. Esta catedral es la madre de todas las iglesias de Dublín, fue fundada por el rey Sitric y el primer obispo de Dublín, Dunan, y reconstruida por los anglonormandos en 1168. Es la más antigua de la ciudad y profesa el culto anglicano.

 Está ubicada al lado del pozo donde la tradición dice que San Patricio hacia sus bautizos sobre 450 D.C

Esta catedral es conocida por sus enormes catacumbas, donde se puede pasear y conocer curiosidades como las de un gato y un ratón momificados que se encontraron en uno de los tubos del órgano de la catedral (no pongo la foto porque da un poco de asquete).

Precio: 6,50€
Horario: De lunes a sábado de 9:30 a 17:00 horas.

Guinness Storehouse

Después de esta visita nos alejamos un poco del centro de Dublín y con un tranquilo paseo llegamos hasta el museo Guinness.

Un espectacular montaje interactivo que te transporta a través de la historia y del proceso de creación de la famosa cerveza irlandesa acabando la visita en un pub observatorio desde el que se puede ver toda la ciudad y degustas una cerveza de la marca (la bebida está incluida en el precio).

 

 

Precio: 25€ (18,50€ si se compra por internet). Me pareció un precio totalmente desorbitado.Horario: 9:30- 7:00 horas

Castillo de Dublín

Después de la visita volvimos hasta el centro de nuevo e hicimos una parada en el Castillo de Dublín, aunque no entramos (íbamos justos de tiempo y la visita merecía un rato).

El castillo fue la base del dominio inglés durante siete siglos, desde que en el siglo XIII los anglonormandos construyeron una fortaleza en este lugar. Antes, en el siglo X, fue fortaleza vikinga.

Precio: 7€

Horario: 9:45 – 17:45h

Así que fuimos hasta nuestro hotel, recogimos nuestras maletas y de camino hacia la parada del Aircoach (bus que te lleva al aeropuerto) visitamos dos lugares más (somos insaciables):

Puente Ha’penny

Bordeando la orilla del río Liffey se encuentra este precioso puente de hierro forjado. Es de uso peatonal y todo el mundo debería cruzarlo. Su nombre se debe tanto a la semejanza de su forma al canto de una moneda de medio penique y al peaje (de esa cantidad) que se cobraba para atravesarlo hasta 1919.

O ́Connell Street

Es la calle principal de Dublín, donde se concentran muchos de los monumentos y tiendas de la ciudad, aquí se encuentra la General Post Office, un edificio enorme y el McDonalds donde comimos ese día (por ser lo más rápido) antes de tomar el bus.

Y hasta aquí nuestra mañana en Dublín espero que te haya gustado. En mi opinión esta visita fue un primera aproximación, la ciudad se merece al menos dos días y estoy segura que volveremos para disfrutarlos.

Una vez en el aeropuerto de Dublín para volver a Barcelona tuvimos un pequeño retraso en el vuelo, parece ser que últimamente es algo normal en las compañías aéreas, nos molestó porque llegamos tarde a casa, tuvo que venir mi padre a buscarnos, al día siguiente trabajábamos… y aprovechamos la espera para enterarnos de nuestros derechos y cómo reclamar el retraso de un vuelo súper importante y que ya tuvimos que hacer en nuestro viaje a Los Cotswolds por una cancelación.

Algunos consejos para visitar Dublín

    • La manera mas rápida para ir y volver del aeropuerto (y la que nosotros utilizamos) es el Aircoach, un autobús privado que tarda unos 20 minutos y tiene un coste de 7€ por trayecto, 12€ si compras ida y vuelta. Hay que ir con suficiente margen, ya que puede haber mucho tráfico.
    • La empresa de transporte ofrece la Dublin Bus, un pase de transporte ilimitado con dos versiones: diario 6,90€ o semanal de 27,50€.
    • Lleva siempre un paraguas, Dublín es impredecible! Aunque nosotros en febrero tuvimos muy buen tiempo.
    • Como siempre, es recomendable hacer un free tour como introducción a la ciudad, nosotros en este caso no tuvimos tiempo.
    • Si tienes poco tiempo para visitar la ciudad lo mejor es alojarse en el centro de la ciudad, la zona de Temple Bar sería una buena zona, en las proximidades se encuentran muchos lugares turísticos y pubs.
    • Es muy fácil volar a Dublín desde España, podrás encontrar vuelos i/v por precios entre 50€ y 90€.

 

 

 

Autor

Viajera del 84. Aunque mis padres siempre me llevaban al pueblo, yo devoraba las aventuras por el mundo de Willy Fog. Viajo porque me hace mejor persona y ahorro dinero en psicólogo y clínicas de belleza.Y aquí hablo de mis experiencias viajeras y os doy consejos para disfrutar al máximo de vuestros viajes.

Déjanos un comentario

1 + catorce =

Pin It