Imprimir

 

Amaneció un nuevo día en Cinque Terre y como ya te dije en el post sobre nuestro hotel (NUESTRO HOTEL EN CINQUE TERRE – VIADEIBANCHI), no dormimos demasiado bien, pero esa no era excusa para seguir conociendo esta bonita zona italiana.

 

Como pudiste leer en el articulo CINQUE TERRE: RIOMAGGIORE, VERNAZZA, CORNIGLIA Y MANAROLA – ITALIA, el primer día visitamos 4 de los 5 pueblos de la zona, así que este segundo día decidimos alejarnos un poco de Cinque Terre y visitar Portovenere durante la mañana y hacer otro trekking por la tarde, para conocer el pueblo que nos faltaba. Es lo bueno de junio, que como hay muchas horas de luz puedes aprovechar muchisimo los días.

 

Portovenere

Fuimos de Riomaggiore a Portovenere en tren y bus y en algo menos de una hora, llegamos a esta bonita ciudad portuaria.

 

 

 

 

Casas de colores pastel, un castillo antiguo, una iglesia justo encima del acantilado,… un coctel ideal para ser un lugar precioso para pasear, y a eso nos dedicamos durante las horas que estuvimos allí. Paseamos tranquilamente por el puerto hasta el final del mismo donde se encuentra la iglesia, la visitamos, subimos al castillo y volvimos hacia la parada del bus callejeando por Portovenere, en este caso no teníamos previsto nada imprescindible que visitar en la ciudad, si no que únicamente queríamos pasear.

 

 

 

 

Después tomamos el bus de vuelta hacia La Spezia y aprovechando que los restaurantes eran más económicos que en los pueblos de Cinque Terre, decidimos dar un paseo y comer en el restaurante número 1 de Tripadvisor (La Pia), comimos muy bien y económico pero tuvimos un percance, lo tuve yo, que paso a explicar.

 

 

Anécdota: Comimos pizza y la mesa era pequeña, así que un trozo de la ala del plato sobresalía de la mesa, sin querer me apoyé sobre ese trozo de plato e hice caer la pizza sobre mi muslo (llevaba pantalón corto) se me quedó el queso enganchado y tuve que quitármelo corriendo… vi las estrellas… acabamos de comer (yo casi llorando) y fuimos a una farmacia a comprar una pomada para las quemaduras, la mujer me preguntó como me lo había hecho y flipó cuando le dije que con el queso de una pizza, me lo limpió (muy maja la señora) y me puso ella misma la pomada.

 

 

Hasta aquí la anécdota, en mi contra, he de decir que es la segunda vez en mi vida que me quemo con el queso de una pizza (soy muy fan de este plato italiano) en la primera ocasión fue la barbilla la que introduje en una pizza recién hecha…

 

Después de esta (des)ventura volvimos a la estación de tren de La Spezia y fuimos hasta Vernazza.

 

Cómo llegar a Portovenere desde Cinque Terre

Deberas tomar el tren de Cinque Terre, desde el pueblo en el que estés situado, hasta La Spezia y allí andar unos metros (8 minutos) hasta la parada del bus P, que te lleva hasta Portovenere.

 

La linea es bastante turística y lleva por diferentes playas, por lo que irás bien apretado, además va por una carretera llena de curvas… en nuestro caso hubo una mujer que se mareó y tuvimos momento caótico.

 

Vernazza

Llegamos a Vernazza (ya la habíamos visitado el día anterior CINQUE TERRE: RIOMAGGIORE, VERNAZZA, CORNIGLIA Y MANAROLA) para hacer otro de los trekkings, en este caso iríamos de Vernazza a Monterrosso.

 

 

 

 

trekking de Vernazza a Monterrosso

  • Longitud: 4 Km (marcado en blanco y rojo)
  • Tiempo necesario para recorrerlo: 110 minutos
  • Dificultad: Media

 

En mi opinión este es el más duro de los trekkings de Cinque Terre. Hay puntos en los que el terreno era resbaladizo, el camino se convertía en piedras irregulares, habían tramos que no cabían dos personas por lo que tenías que parar para dejar pasar al que venía en la otra dirección… Además tiene varias subidas bastante duras.

 

 

Si empiezas como nosotros desde Vernazza, iniciaras las ruta subiendo, pasarás por un puente de piedra antiguo, luego el camino continua plano con algunas partes estrechas y sin ninguna protección hacia el mar, y acabarás bajando centenares de escaleras entre viñedos y huertos de cítricos gasta llegar a Monterosso (la salida esta cerca del hotel Roca Porto Hotel)

 

 

RECOMENDACIÓN: haz la ruta de Vernazza a Monterrosso y no al contrario. Si sales de Monterrosso empezarás el trayecto con más de 500 empinados escalones, no los conté, pero la gente con la que nos cruzábamos nos preguntaba que cuantos escalones quedaban porque no podían más… y eran muchísimos.

Si empiezas desde Vernazza el camino es duro, pero estos escalones te lo encuentras al final y de bajada, y no es lo mismo.

 

 

Monterroso

Es la localidad más poblada y cuenta con las playas más extensas de la zona. Es el último pueblo de los cinco si vienes desde La Spezia.

 

Está formado por dos cuencas repletas de casas, viñedos, olivares y limonares y cada una de ellas termina en una playa: la de Fegina es famosa por su arenales, cubiertos en verano por multitud de casetas y sombrillas para los bañistas, y la playa de las arribadas, sobre la que se abre el antiguo pueblo. En ella podemos contemplar la bonita iglesia de San Juan Bautista de estilo gótico.

 

 

Una vez llegamos a Monterroso la primero que hicimos fue comprar dos granitas (granizados) como hicimos el día anterior, y refrescarnos después de casi 2 horas de caminata. El resto de la tarde la dedicamos a pasear por el pueblo y conocer sus rincones y puerto.

 

 

 

Antes de que oscureciera tomamos el tren desde Monterroso a Riomaggiore para ver atardecer en este pueblo, y vivir como el sol se ponía tras las bonitas casas coloreadas.

 

Te dejo algunas fotos, y no te esconderé lo que nadie enseña, la multitud de gente con la misma intención que tu, hacer la foto en el momento adecuado.

 


 

 

Después de ver atardecer, subimos hasta la parte alta, cenamos y nos fuimos a descansar a nuestra habitación. La caminata de Vernazza a Monterrosso, aunque bonita y muy recomendable, nos dejo muy cansados, y aun nos quedaba el tercer día, en el que conoceríamos Pisa y volvíamos a Barcelona.

 

 

Autor

Viajera del 84. Aunque mis padres siempre me llevaban al pueblo, yo devoraba las aventuras por el mundo de Willy Fog. Viajo porque me hace mejor persona y ahorro dinero en psicólogo y clínicas de belleza. Y aquí hablo de mis experiencias viajeras y os doy consejos para disfrutar al máximo de vuestros viajes.

Déjanos un comentario

Pin It