Amanecía un nuevo día en Roma, el segundo de nuestra escapada a la ciudad y teníamos claro lo que íbamos a visitar: el Vaticano, Trastevere y la Bocca della verità, lo demás lo improvisamos, y que bien improvisamos!

 

Vaticano

 

Museos Vaticanos

 

Nuestra primera parada fue el Vaticano y el primer lugar que íbamos a visitar de este “país” eran los Museos Vaticanos. Al contrario que hicimos el día anterior, este día fuimos en transporte público, nuestro objetivo era llegar lo antes posible a la zona de el Vaticano para aprovechar al máximo el día.

 

En los museos vaticanos puedes encontrar multitud de estatus, bustos o cuadros de su amplia colección
En los museos vaticanos puedes encontrar multitud de estatus, bustos o cuadros de su amplia colección

 

Llegamos a los Museos Vaticanos sobre las 9 de la mañana y nos pusimos a la cola, nos quisieron “vender la moto” diciéndonos que teníamos unas dos horas de cola por delante y que lo mejor era comprarles a ellos un pase rápido, pero no me la colaron. La primera vez que vinimos a Roma, en el 2007 hicimos 2 horas de cola bajo el sol abrasador de julio y sé a que altura de la calle empiezan las dos horas de cola…así que esperamos pacientemente comentando con una familia catalana que teníamos delante y en menos de 20 minutos estábamos entrando, pagamos nuestra entrada (16 € por persona) y a vivir el arte!

 

La cola para entrar a los Museos Vaticanos, normalmente es bastante larga
La cola para entrar a los Museos Vaticanos, normalmente es bastante larga

 

La entradas a los Museos Vaticanos, recomendamos comprarlas con antelación
La entradas a los Museos Vaticanos, recomendamos comprarlas con antelación

 

Estuvimos unas dos horas, al ser enero estaba bastante tranquilo, y pudimos pasear por muchas salas, además nos sentamos en la sala de la Capilla Sixtina e hicimos algunas fotos de manera ilegal, es lo que tienen los móviles y las cámaras frontales. (No se pueden hacer fotos, pero vamos, que si sois disimulados nadie se enterará, mi opinión personal es que una foto sin fash y de modo general no puede estropear una obra de arte, además tampoco estábamos colapsando parándonos para hacer la foto).

 

La capilla sixtina, obra de Miguel Ángel, es el plato fuerte de los Museos Vaticanos
La capilla sixtina, obra de Miguel Ángel, es el plato fuerte de los Museos Vaticanos

 

Y hasta aquí nuestra visita a los Museos Vaticanos, te dejo alguna información adicional del lugar:

 

Las Esferas concéntricas de los Museos Vaticanos
Las Esferas concéntricas de los Museos Vaticanos

 

Cómo llegar a los Museos Vaticanos:

 

Mapa del conjunto de los Museos Vaticanos
Mapa del conjunto de los Museos Vaticanos

 

Para llegar a los Museos Vaticanos no deberás ir a la Plaza Central del  Vaticano, si no que la entrada se encuentra en un lateral. Podrás llegar en transporte público:

 

Metro: Línea A dirección Battistini, paradas Ottaviano o Cipro (esta última fue la opción que nosotros escogimos)

 

Autobús: 49 (parada enfrente de los Museos Vaticanos); autobuses 32, 81, 982 (parada Plaza del Risorgimento);  autobuses 492, 990 (parada Vía Leone IV / Vía degli Scipioni)

 

Tranvía 19 (parada Plaza del Risorgimento)

 

Los pasillos que conectan las zonas de los Museos Vaticanos son, en si mismos, museos
Los pasillos que conectan las zonas de los Museos Vaticanos son, en si mismos, museos

 

¿Qué ver en los Museos Vaticanos?

  • Laocoonte y sus hijos
  • Apolo Belvedere
  • Estancias de Rafael
  • Capilla Sixtina

 

El famosos Apolo Belvedere una de las esculturas con más misterio de los Museos Vaticanos
El famosos Apolo Belvedere una de las esculturas con más misterio de los Museos Vaticanos

 

La famosa Escola de Atenas de Rafaello Sanzio
La famosa Escola de Atenas de Rafaello Sanzio

 

Monjas paseando y observan los maps de los Museos Vaticanos
Monjas paseando y observan los maps de los Museos Vaticanos

 

¿Comprar entrada por Internet?

 

La compra de entradas por Internet, en la página oficial, tiene un coste añadido de 4€ por billete, el precio total seria de 20 €, que me parece muy exagerado, ya que te están incrementando el precio un 25%.

 

Como nuestra visita fue en enero consideré que no habría mucha gente, además hicimos la visita un jueves (no fin de semana, días festivos o cuando el Papa hace algún acto) pero mi consejo es que si tienes previsto ir julio o agosto no dudes en comprar la entrada por Internet. Cuando nosotros fuimos hace 10 años viajamos a Roma en julio un poco a lo loco (todo en la vida se aprende) y estuvimos 2 horas de cola pero hubiese estado encantada de ahorrarnos ese tiempo por pagar 4 € más.

 

El horario de visita es de lunes a sábado de 9:00 a 18:00 horas (último acceso 16:00).

 

Puedes comprar la entrada online en la web oficial de los Musei Vaticani: https://biglietteriamusei.vatican.va/musei/tickets/do?weblang=it&do o en la web de Tickets (que te envia las entradas a tu telefono)

 

La Escalera de Bramante de los Museos Vaticanos
La Escalera de Bramante de los Museos Vaticanos

 

San Pedro del Vaticano

 

Una vez acabamos la visita a los Museos Vaticanos fuimos hacia el Vaticano, nuestro objetivo era conocer la Plaza Central, entrar a la Basílica de San Pedro y subir a la Cúpula. Al llegar vimos la cola que había para entrar en la Basílica de San Pedro, por lo que decidimos dividirnos y hacer la cola a turnos mientras que el otro conocía la plaza, fueron más de 50 minutos de cola, pero valió la pena.

 

La majestuosos basílica de San Pedro
La majestuosos basílica de San Pedro

 

Plaza central del Vaticano

 

La Plaza de San Pedro es tal vez la plaza más conocida del mundo y una de las más bonitas. Fue construida por Bernini a mediados del siglo XVII y puede acoger a más de 300.000 personas.

 

La plaza de San Pedro es uno de los puntos más visitados del mundo
La plaza de San Pedro es uno de los puntos más visitados del mundo

 

La cola para entrar a la Basílica de San Pedro, entrada gratuita.
La cola para entrar a la Basílica de San Pedro, entrada gratuita.

 

Basílica de San Pedro

 

La Basílica de San Pedro es el edificio religioso más importante del catolicismo. En ella, el Papa celebra las liturgias más importantes y su interior acoge la Santa Sede. En esta basílica podemos encontrar las siguientes obras de arte: 

  • La Pietà de Miguel Àngel: entrando a la Basílica queda a la derecha, la reconoceréis porque seguro que hay mucha gente admirando el lugar.
La pietá de Miguel Angel es la escultura más fotografiada
La pietá de Miguel Angel es la escultura más fotografiada

 

Gran aglomeración de visitantes frente a la Pietá de Miguel Ángel
Gran aglomeración de visitantes frente a la Pietá de Miguel Ángel

 

  • La Estatua de San Pedro: situado a la derecha, justo antes del baldaquino.
  • El Baldaquino de Bernini

 

El Baldaquino de San Pedro es una obra del italiano Gian Lorenzo Bernini
El Baldaquino de San Pedro es una obra del italiano Gian Lorenzo Bernini

 

La Cúpula de Miguel Àngel

 

Dentro de la zona de la Basílica de San Pedro también encontrarás el acceso a la Cúpula de Miguel Angel. En nuestro primer viaje a Roma en el lejano 2007 no subimos, o al menos no nos acordamos y no hay fotos que lo justifiquen, así que esta vez no nos lo íbamos a perder.

 

 

A la Cúpula se puede acceder de dos maneras, en ascensor hasta la terraza y luego subir los 320 restantes escalones por 8€ o hacer todo el recorrido a pie, unos 551 escalones por 6 €, y ¿cuál crees que escogimos nosotros? ¡pues los 551 escalones! Tenemos salud y como en los viajes también hay que disfrutar del camino, nos pusimos en marcha hacia la cúpula.

 

Precios de la subida a la Cúpula de la Basílica de San Pedro en el Vaticano
Precios de la subida a la Cúpula de la Basílica de San Pedro en el Vaticano

 

Los primeros 231 escalones no tienen ninguna gracia, vas subiendo por una de las columnas, por lo que si prefieres saltártelo no hay problema. Una vez en la terraza los caminos de los caminantes y los ascensoristas se unen y todos tienen que subir 320 escalones, y no 320 escalones cualesquiera, si no que son super molones: escalones en forma de cúpula, pared que se va “doblando”,… todo bastante agobiante, pero no hay mucho problema si no tienes claustrofobia. Cabe comentar que durante nuestra subida una chica bastante nerviosa se dio la vuelta y volvió hacia el ascensor, pero fue el único caso, el resto íbamos subiendo alucinados por meternos en las entrañas del Vaticano.

 

La escalera de subida a la Cúpula de la Basílica de San Pedro es muy angosta y con inclinación, no apta para claustrofobicos
La escalera de subida a la Cúpula de la Basílica de San Pedro es muy angosta y con inclinación, no apta para claustrofobicos

 

Las maravillosas vistas desde el interior de la cúpula de la Basílica de San Pedro
Las maravillosas vistas desde el interior de la cúpula de la Basílica de San Pedro

 

Una vez arriba encuentras unas vistas impresionantes de la Ciudad del Vaticano y de Roma, lleno de gente eso si, pero merece una visita.

 

Las vistas de la plaza de San Pedro y Roma desde la Cúpula de la Basílica de San Pedro
Las vistas de la plaza de San Pedro y Roma desde la Cúpula de la Basílica de San Pedro

 

Bajamos hasta las terrazas, por otro camino porque subir y bajar por las escaleras por las mismas escaleras que por las que subes seria demasiado, y en las terrazas bajamos por nuestras super escaleras hasta abajo, ahora con mucha más alegría.

 

Una vez en la parte superior, puedes pasear por el techo de la basílica
Una vez en la parte superior, puedes pasear por el techo de la basílica

 

Y aquí acabo nuestra visita al Vaticano, que también se puede completar visitando:

  • La Gruta Vaticana
  • Las Tumbas de Alejandro VII e Inocencio VIII

 

Nuestro siguiente destino era la zona de Trastevere, pero de camino paramos a comer unas pizzas al taglio muy buenas.

 

Zona Trastevere

 

En nuestra visita de 2007 ni visitamos esta zona, éramos unos novatos que no preparaban los viajes y se perdían muchas cosas, pero en esta ocasión cada vez que le decía a alguien que íbamos a ir a Roma todo el mundo me aconsejo conocer la zona de trastevere, y la verdad es que tiene mucho encanto.

 

La zona de Trastevere es la más bohémia de Roma
La zona de Trastevere es la más bohémia de Roma

 

¿Qué visitamos en Trastevere?

 

Lo ideal de la zona es callejear, comprarte algún gelatto y descubrir la zona, nosotros así lo hicimos pero hubieron 3 sitios que llevábamos apuntados:

 

Casas antiguas, fachadas menos conservadas, es lo que encuentras callejeando por trastevere
Casas antiguas, fachadas menos conservadas, es lo que encuentras callejeando por trastevere

 

la disposición de las casas en trastevere deja zonas muy bonitas
la disposición de las casas en trastevere deja zonas muy bonitas
  • La Chiesa di San Pietro in Montorio

 

La Chiesa di San Pietro in Montorio
La Chiesa di San Pietro in Montorio
El interior de la Chiesa di San Pietro in Montorio
El interior de la Chiesa di San Pietro in Montorio
La Chiesa di San Pietro in Montorio es sorprendente en su interior
La Chiesa di San Pietro in Montorio es sorprendente en su interior

 

 

  • La Piazza di Santa Maria in Trastevere y la Chiesa di Santa Maria in Trastevere
La Piazza di Santa Maria in Trastevere
La Piazza di Santa Maria in Trastevere
la Chiesa di Santa Maria in Trastevere
la Chiesa di Santa Maria in Trastevere

 

  • La Chiesa di Santa Cecília in Trastevere

 

La Chiesa di Santa Cecília in Trastevere
La Chiesa di Santa Cecília in Trastevere

 

El interior de la Chiesa di Santa Cecília in Trastevere
El interior de la Chiesa di Santa Cecília in Trastevere

 

Después de un buen paseo volvimos a cruzar el río Tiber, donde vimos el antiguo Puente Palatino y llegamos a la Bocca della Verità.

 

El rio Tiber ne Roma
El rio Tiber ne Roma

 

Santa Maria in Cosmedin (Bocca della Verità)

 

Lo de la Bocca della Verità fue una espinita clavada. Al volver de nuestro primer viaje a Roma nos dimos cuenta que no habíamos visitado este monumento que ya conocíamos, así que cuando estuvimos preparando el viaje #ElCámaraResignado me dijo e insistió en que no me olvidase de la Bocca della Verità, así que nuestro segundo día en la ciudad fue uno de los destinos.

 

La larga y lenta cola para poder hacerte la foto en la Bocca della Verità
La larga y lenta cola para poder hacerte la foto en la Bocca della Verità

 

La Bocca della Verità (la boca de la verdad) se encuentra en el exterior (con reja) de la Iglesia de Santa Maria in Cosmedin y es una escultura dedicada al Dios del Mar. Cuenta la leyenda, que ya lo sabrás, que si metes la mano en su boca y mientes pierdes la mano…

 

Y cuando conseguimos llegar, pam! Nos muerde!!
Y cuando conseguimos llegar, pam! Nos muerde!!

 

Tuvimos que hacer una cola importante, una media hora, pero a veces hay que hacer sacrificios. Luego entramos en la Iglesia para conocerla por dentro.

 

La iglesia donde está la Bocca de la Veritá
La iglesia donde está la Bocca de la Veritá

 

Circo Massimo

 

Muy cerquita está en Circo Máximo que era el lugar donde se realizaban diferentes competiciones, entre las que destacaban las carreras de carros, donde los participantes intentaban dar 7 vueltas al Circo. En muchas ocasiones los participantes se jugaban algo más que su prestigio, incluso podían ser esclavos que luchaban por su libertad. 

 

Actualmente prácticamente es un descampado donde se hacen conciertos, no es una visita imprescindible porque queda poco por ver, pero como estaba cerca de la Bocca de la Verità decidimos pasar.

 

El Circo Massimo es ahora un descampado para eventos
El Circo Massimo es ahora un descampado para eventos

 

Hasta aquí habíamos previsto nuestro día, pero todavía era de día así que podíamos seguir conociendo la ciudad, y ¿cuál crees que fue el monumento que decidimos ir a ver? Pues el gran Coliseo Romano. Al día siguiente teníamos una visita reservada pero estábamos cerca y se merecía una visita.

 

Coliseo romano

 

Fuimos hasta el Coliseo y paseamos por sus alrededores, no recordábamos de nuestra primera visita lo grande que es y lo bien que queda en Roma, nos volvimos a enamorar.

 

El Coliseo Romano y el Arco de Constantino en Roma
El Coliseo Romano y el Arco de Constantino en Roma

 

Espléndido Coliseo Romano, siempre imponente
Espléndido Coliseo Romano, siempre imponente

 

Piazza Venezia

 

No teníamos previsto conocer la Piazza Venezia esta noche, pero nos quedaba de camino y decidimos parar. Aquí se encuentra uno de los monumentos más llamativos y controvertidos de la ciudad, el Monumento a Vittorio Emanuelle, parece ser que los romanos lo llaman “el pastel de nata” o “máquina de escribir” por su forma.

 

La Piazza Venezia de noche con la figura equestre de Vittorio Emanuelle
La Piazza Venezia de noche con la figura equestre de Vittorio Emanuelle

 

Vistas de la Piazza Venezia
Vistas de la Piazza Venezia

 

Y esta fue nuestra última parada en el segundo día en la ciudad, fuimos a cenar y antes de ir hacia el hotel paramos unos minutos ante la gran Fontana de Trevi, durante nuestro viaje a Roma se convirtió en un imprescindible cada noche.

 

Pronto en el blog nuestro tercer día en Roma donde visitamos el Coliseo y otras visitas interesantes 😉

 

 

Autor

Viajera del 84. Aunque mis padres siempre me llevaban al pueblo, yo devoraba las aventuras por el mundo de Willy Fog. Viajo porque me hace mejor persona y ahorro dinero en psicólogo y clínicas de belleza. Y aquí hablo de mis experiencias viajeras y os doy consejos para disfrutar al máximo de vuestros viajes.

Déjanos un comentario