Roma – Fontana di Trevi, Panteón, Piazza Navona, Ponte de Sant’Angelo y Piazza di Spagna

 

Nuestro primer día en Roma empezó a medio día, volamos desde Barcelona, fuimos en tren desde el aeropuerto al centro, dejamos las maletas en nuestro hotel e iniciamos la ruta turística.

Fontana del Tritone a la Piazza Barberini

 

Nuestra primera parada fue la Fontana del Tritone (Fuente del Tritón), construida en 1643, en la que cuatro delfines sostienen al dios marino Tritón mientras este hace brotar un chorro de agua de una caracola.

 

No es un lugar imprescindible de la ciudad pero quedaba justo al lado de la parada de metro más próxima a nuestro hotel por lo que hicimos algunas fotos y continuamos con nuestro recorrido.

 

Fontana di Trevi

 

Después de dejar el equipaje, paramos en un bar del que mi hermana (#LaGasolinas) nos había hablado maravillas, cogimos unos paninis (bocadillos en italiano), que no se si estaban realmente buenos o nuestra hambre era monumental, y nos fuimos a comérnoslos a la Fontana di Trevi… ¡Qué placer volver a ver la Fontana después de 10 años! no la recordaba tan grande ni tan llena de gente.

 

La Fontana di Trevi en Roma es un punto de visita obligado
La Fontana di Trevi en Roma es un punto de visita obligado

 

Estuvimos un buen rato disfrutando de nuestro panini y de las vistas, del ir y venir de la gente, de la grandiosidad de la Fontana, de TODO, que placer… podría haberme quedado horas…

 

Como apunte cultural, y para que te fijes cuando vayas, la Fontana representa el carro de Neptuno tirado por dos caballos, uno salvaje y otro dócil que simbolizan los estados del mar.

 

Las esculturas de la Fontana di Trevi en Roma
Las esculturas de la Fontana di Trevi en Roma

 

Siempre hay mucha gente en la Fontana di Trevi
Siempre hay mucha gente en la Fontana di Trevi

 

Panteón de Roma

 

Nuestro siguiente punto de la ciudad era el Panteón de Roma, del que también teníamos un gran recuerdo. Voy a contar como fue nuestra visita al Panteón de Roma en nuestro primer viaje en 2007. En aquella época éramos jóvenes y no teníamos mucha experiencia en viajar, habíamos viajado por España y Europa, pero este era nuestro primer viaje por Europa juntos. Íbamos con una guía (libro) e íbamos visitando según surgía, #ElCámaraResignado en un momento dado dijo: ah! por aquí hay un edificio que se llama Panteón, no nos queda muy lejos, ¿nos acercamos? y fuimos, pero antes de llegar y esperando que no fuera un gran lugar (¡que inocentes!) nos sentamos a comer en un restaurante, luego continuamos y entramos a la plaza por la mejor calle, la que te das de frente con la cruda realidad, ¡¡Qué maravilla de lugar!! ahí, oculto entre callejuelas que dan a la plaza y allí en medio en gran Panteón, ¿cómo no sabíamos nada de él? 

 

El impresionante Panteón, uno de nuestros los puntos preferidos de Roma
El impresionante Panteón, uno de nuestros los puntos preferidos de Roma

 

En esta ocasión, desde que empezamos a preparar el viaje nos dijimos que al Panteón debíamos de entrar por la misma calle para tener esa misma impresión, pero al ir desde la Fontana de Trevi entramos a la plaza por el lateral derecho del Panteón, así que nos dijimos no podemos mirar al Panteón, tenemos que pasar toda la plaza hasta llegar a la calle por la que entramos en nuestra primera ocasión, y así lo hicimos, parecíamos un poco raritos porque todo el mundo miraba hacia el grandioso monumento y nosotros lo hacíamos al contrario, incluso nos poníamos la mano en la cara para no mirar, fue muy gracioso! Llegamos a la calle, nos compramos un helado (por eso de que estábamos en Italia) y volvimos hacia la plaza… y de nuevo fue una maravilla poder disfrutar del Panteón por fuera y por dentro, recordándolo me sale una sonrisa en la cara de la alegría que producen esos momentos. Hicimos cientos de fotos!

 

Siempre maravilla la vista del Panteón de Roma da igual las veces lo hayas visto
Siempre maravilla la vista del Panteón de Roma da igual las veces lo hayas visto

 

 

 

Nota: la calle que lleva a la plaza del Panteón y te das de frente con ella es la que viene de la Piazza Navona que era nuestra siguiente parada.

 

El Panteón de Roma es el edificio mejor conservado de la antigua Roma. Fue construido en el año 126 d.C. y es valorado por su curiosa arquitectura y su interior, que alberga muchas obras de arte y tumbas de reyes y personajes reconocidos. Mide exactamente lo mismo de diámetro que de altura: 43,30 metros. La cúpula, con el mismo diámetro, es mayor que la de la Basílica de San Pedro. En el centro de la cúpula se abre un óculo de 8,92 metros de diámetro, que permite que la luz natural ilumine todo el edificio.

 

 

Horario: De lunes a sábado: de 8:30 a 19:30 horas. / Domingos: de 9:00 a 18:00 horas.

 

Entrada: gratuita

 

Piazza Navona

 

Seguimos nuestro recorrido hasta la Piazza Navona. Ésta se caracteriza por su fuente central llamada “Fuente de los 4 rios” de Bernini, además siempre está llena de pintores callejeros vendiendo sus cuadros.

 

Además de otras tres fuentes: Fontana dei Quattro Fiumi, la Fontana del Moro y la Fontana del Nettuno.

 

La bonita Piazza Navona en Roma
La bonita Piazza Navona en Roma

 

Los decorados y las estatuas de la Piazza Navona en Roma
Los decorados y las estatuas de la Piazza Navona en Roma

 

Via dei Coronari

 

Nuestra siguiente parada era el Ponte de Sant Angelo, pero como el trayecto también debe ser bonito fuimos por la Via dei Coronari (consejo de mi compañera de trabajo Marta) y que fue un gran acierto! Es una calle peatonal adoquinada repleta de anticuarios, con sus casas bajitas y sus escaparates repletos de arte, ¡me encantó!

 

 

 

 

Ponte de  Sant’Angelo

 

Y después de la Via dei Coronari llegamos al Ponte de Sant’Angelo, un lugar con mucho encanto. Un puente sobre el río Tiber conocido por los 10 ángeles que lo adornan.

 

El impresionante Ponte de  Sant'Angelo en Roma
El impresionante Ponte de  Sant’Angelo en Roma

 

Desde aquí, ya atardeciendo, vimos que el Vaticano estaba “cerca” así que decidimos acercarnos. No nos cuesta mucho andar, pero la verdad que la Cúpula del Vaticano es tan enorme y se veía más cerca de lo que realmente estaba, pero bueno, no fue un problema. Vimos el Vaticano oscureciendo e iluminado y eso ya fue un regalo.

 

Panorámica del Vaticano oscureciendo e iluminado
Panorámica del Vaticano oscureciendo e iluminado

 

La Basilica de San Pedro al atardecer
La Basilica de San Pedro al atardecer

 

Piazza di Spagna 

 

Volvimos sobre nuestros pasos, pasando de nuevo por el Puente de Sant’Angelo para fotografiarlo de noche y bordeando el río Tiber fuimos hasta la Piazza di Spagna.

 

El Ponte de  Sant'Angelo iluminado de noches es una preciosidad
El Ponte de  Sant’Angelo iluminado de noches es una preciosidad

 

La iluminación del El Ponte de  Sant'Angelo de noche
La iluminación del El Ponte de  Sant’Angelo de noche

 

Las vistas de la Basílica de San Pedro y el Ponte de  Sant'Angelo de noche son muy bonitas
Las vistas de la Basílica de San Pedro y el Ponte de  Sant’Angelo de noche son muy bonitas

 

El Vaticano nocturno
El Vaticano nocturno

 

¡Cuanta gente! ¡Cuanto español! Estuvimos un rato e intentamos hacer algunas fotos, pero la gente y la enorme plaza no nos dejaron hacer grandes fotos.

 

La Piazza di Spagna es conocida por su escalinata, siempre repleta de gente, y la Fontana della Barcaccia obra de Pietro Bernini de 1627, que se encuentra al final de la escalinata.

 

La bonita Piazza di Spagna de Roma de noche
La bonita Piazza di Spagna de Roma de noche

 

Chiessa della Trinita dei Monti

 

Nuestra siguiente visita fue la Chiessa della Trinita dei Monti, que se sitúa sobre la escalinata de la Piazza di Spagna y desde la que se tiene una panorámica fantástica de esta zona de la ciudad.

 

¿Piensas que aquí acabó nuestro primer día en Roma? Pues no, volvimos hasta la Fontana de Trevi (estaba muy cerca de nuestro hotel) para verla de noche, y como era de esperar estaba llena de gente, pero eso también le da su encanto.

 

La Fontana di Trevi de noche es tan bonita o incluso más que de día
La Fontana di Trevi de noche es tan bonita o incluso más que de día

 

Y ahora si, era el momento de volver al hotel, pasamos un primer día en Roma fantástico conociendo lugares imprescindibles de la ciudad eterna.

 

 

 

 

MueroPorViajar

Viajera del 84. Aunque mis padres siempre me llevaban al pueblo, yo devoraba las aventuras por el mundo de Willy Fog. Viajo porque me hace mejor persona y ahorro dinero en psicólogo y clínicas de belleza. Y aquí hablo de mis experiencias viajeras y os doy consejos para disfrutar al máximo de vuestros viajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *