Como ya te he comentado en anteriores posts estuvimos sólo 24 horas en Yogyakarta pero fueron más que aprovechadas, la verdad es que a pesar del poco tiempo que tuvimos todo nos salió redondo y en parte fue responsabilidad del hotel en el que estuvimos que nos facilitó mucho las cosas, en ese post te hablo de lo que más y lo que menos me gusto del hotel Aloha Hotel de Yogyakarta.

 

Aloha Hotel

 

Localización: Jl. Prawirotaman I MG III/573 B, Mergangsan, 55153 Yogyakarta.

 

 

Lo que más me gustó

  • Localización: estaba situado en la calle Jl. Prawirotaman, una calle llena de restaurantes, casas de cambio, empresas para hacer excursiones,…

 

 

  • Servicio: antes de llegar a Yogyakarta les envié varios emails para reservar las excursiones y los traslados y la comunicación fue muy buena, contestaban rápido y de manera precisa. Además, una vez allí también fueron muy majos, nos reservaron la excursión para ver amanecer en Borodubur (NUESTRA VISITA A BOROBUDUR AL AMANECER – INDONESIA) y el traslado de Yogyakarta a Semarang.

 

  • Precio: una noche en habitación doble con desayuno nos costó 295.000 rupiah (19,66€).

 

  • Como hicimos la excursión para ver amanecer nos prepararon un desayuno para llevar que estaba muy bien: pan de molde, mermelada y mantequilla, queso en lonchas y agua, además de los cuchillos de plástico para preparártelo. En el hotel de Ubud también salimos muy pronto para ir a Gili Air y allí no nos ofrecieron nada, y el precio de la habitación era similar.

 

 

  • La cama era muy cómoda, el wifi funcionaba muy bien y la temperatura era buena, había aire acondicionado, pero no te daba directamente. Además la habitación estaba limpia.

 

 

 

Lo que menos me gustó

  • No conseguí que el agua caliente de la ducha funcionase correctamente por lo que me duché en dos partes, primero el cuerpo y luego el pelo.

 

 

  • Entraba luz por la ventana, pero para nosotros no fue problema porque nos levantamos a las 3 de la mañana y a esa hora no había amanecido 🙂

 

  • La ventana del baño daba a la calle (estábamos en la planta baja) y se escuchaba el ruido de la calle, de nuevo para nosotros, que estábamos muertos de cansancio, no fue problema.

Conclusión:

Volvería a repetir en este hotel por el precio y las facilidades que nos dieron al poder contratar una excursión y un traslado, además de las comodidades.

 

 

 

 

 

 

Autor

Viajera del 84. Aunque mis padres siempre me llevaban al pueblo, yo devoraba las aventuras por el mundo de Willy Fog. Viajo porque me hace mejor persona y ahorro dinero en psicólogo y clínicas de belleza. Y aquí hablo de mis experiencias viajeras y os doy consejos para disfrutar al máximo de vuestros viajes.

Déjanos un comentario