Cuando anunciamos es nuestras redes sociales que nos íbamos de fin de semana a Madrid nos llegó un aluvión de consejos sobre que visitar, las terrazas con las mejores vistas y sobre todo lugares donde comer en Madrid, desde aquí muchas gracias a todos por los consejos todo lo que nos disteis,  nos encantó.

 

Estuvimos solo un fin de semana en Madrid, llegamos un viernes sobre las 16 horas y salimos de la ciudad el domingo sobre las 12.30 por lo que, a pesar que nos hubiese encantado, no pudimos disfrutar de todos los lugares que nos recomendásteis para comer.

 

Por ello he decidido hacer esta lista con los lugares donde pudimos comer y los lugares que nos aconsejaron para que en tu visita a Madrid, si tienes la oportunidad, puedas visitarlos todos.

 

Dónde comer en Madrid

 

Chocolate con churros en San Ginés

Esta fue nuestro primer contacto con la gastronomía madrileña, un clásico de la ciudad, chocolate con churros en la chocolatería San Ginés que esta situada en la calle Pasadizo San Ginés, 5 (en pleno centro de la ciudad) y que sirve chocolate con churros o porras 24 horas al día.

 

Nosotros pedimos un chocolate y dos porras (se venden de manera individual) y un café con leche con 3 churros (se venden de 3 en 3) y nos costó 6,80€. El chocolate era muy suave por lo que es más fácil de comer.

 

 

 

 

Goiko Grill

Nuestra segunda parada (gastronómicamente hablando) fue un local de esta cadena de hamburgueserías. Reservé unos días antes y fuimos porque había visto fotografías de las hamburguesas por Internet y era mejor no mirarlas si tenias hambre.

 

Nos pedimos una Kevin Bacon y una Yankee y la verdad es que estaban buenísimas eso si tienes que ir con hambre porque son enormes. La Kevin Bacon es carne picada mezclada con cebolla frita y bacon y la Yankee que lleva hamburguesa de ternera, costilla de cerdo deshuesada, dos niveles de queso, salsa y lechuga.

 

El precio de las 2 hamburguesas (se sirven con patatas fritas caseras), una coca cola y una cerveza fue de 30,50€ que me parece caro para ser hamburguesería, pero estaban muy buenas 🙂

 

 

 

Las bravas

Gracias a la recomendación de Tragaviajes conocimos esta cadena de restaurantes que tienen como especialidad las patatas bravas. En este bar comimos de tapas nuestro segundo día en Madrid, después de intentarlo en Casa Julio y que estuviese cerrado…es lo que tiene agosto.

 

Tienen su propia salsa brava registrada y puedes pedirla con diferentes platos. Nosotros nos decantamos por un plato de patatas bravas, morro con la salsa brava, croquetas de jamón y un pincho moruno, comimos muy bien.

 

El precio por las 4 tapas, pan, una cerveza y un agua fue de 23,05 €

 

 

 

 

La Mallorquina

Es una pastelería de toda la vida situada en una esquina de la Puerta de Sol. Aquí nos aconsejaron la napolitana de chocolate, pero como soy la fan número 1 de las palmeras de chocolate no me pude resistir y me pedí una :). Tengo que decir que a pesar de estar bastante desecha, era agosto y hacia mucho calor, tenia un sabor realmente bueno, se notaba que el chocolate era bueno.

 

 

El Museo del Jamón

(Creo que) hay varios por toda la ciudad y es el lugar adecuado para comerte un buen bocadillo de jamón, u otro embutido, a buen precio. Además, la bebida te la acompañan con una tapa gratis. Es un sitio muy autentico en el que pides en barra y te lo comes allí mismo de pie, estaba lleno de gente (no turistas) así que creo que fue un acierto.

 

Cenamos aquí en nuestro segundo día, queríamos ir a cenar al restaurante de Chicote pero estábamos realmente cansados y este bar nos quedaba cerca de nuestro hotel.

 

Cenamos 3 bocadillos, una cerveza y dos Pepsis (acompañado de una tapa de patatas de bolsa) por 7,20 €.

 

 

 

 

Las farolas de la calle mayor

Justo antes de volver para Barcelona, sobre las 11:30 del domingo decidimos que debíamos darnos el ultimo capricho de churros y esta chocolatería muy próxima a la Puerta del Sol fue la elegida, nos tomamos 3 porras cada uno y un café con leche y un chocolate por 5,80€. Las porras estaban muy buenas, así que es un lugar muy recomendable.

 

 

La ideal

Fue el ultimo bar que visitamos en Madrid, ya no teníamos ni hambre ni tiempo de comernos un típico bocadillo de calamares, así que en este bar que nos recomendaron los chicos de Viajando nuestra vida nos compramos unos bocadillos de calamares para llevar y que nos comimos a mitad de camino entre Madrid y Barcelona.

 

El precio de dos bocadillos de calamares fue de 5,80 €.

 

 

 

 

Estuvimos algo menos de 48 horas en Madrid por lo que no pudimos probar más lugares de los que nos recomendaron, pero puede que tú tengas más tiempo o más apetito, así que aquí te dejo el resto de bares, restaurantes, cafeterías,.. que nos recomendaron:

 

 

Chocolate &NUT

Se trata de un nuevo local en la ciudad que esta por detrás del Museo del Prado. Se han especializado en hacer hamburguesas y kebads de chocolate. Nos acercamos después de nuestra visita al museo e intentamos entrar pero estamos hasta arriba de comida y nuestro cuerpo nos dijo basta. Eso si, hice una foto para que puedas ver las cosas maravillas de chocolate que hacen.

 

 

Mercado de San Ildefonso

Madrid tiene muchos mercados gastronómicos para degustar diferentes platos y productos. El mercado de San Ildefonso nos lo aconsejaron, pero de nuevo, no tuvimos tiempo de visitarlo.

 

La Serafina

Es un restaurante de comida mediterránea y croquetas que nos aconsejaron. Esta cerca del bar Las Bravas y nos acercamos el día que comimos allí. A simple vista me parece un lugar bonito pero algo caro para lo que nosotros estábamos buscando.

 

La buha y el buho

Son dos bares que nos aconsejaron por las buenas tortillas de patatas y tortillas rellenas, no los llegamos a visitar porque ninguno de los días estuvimos cerca.

 

Melos

Este bar nos lo aconsejaron como el que tiene las mejores croquetas y nos dijeron que su plato imprescindible era la zapatilla de lacón queso.

 

Yakitoro

Es el restaurante fusión entre japonés y español de Alberto Chicote, como he comentado teníamos previsto visitarlo el sábado por la noche pero estábamos cansados, quedaba lejos y no habíamos conseguido reserva por lo que era probable que no tuvieran mesa.

 

Casa Julio

Este es el bar que visitamos el sábado a medio día y que estaba cerrado por lo que no pudimos conocerlo.

 

Nos lo recomendaron los chicos de Lowcosteros por las croquetas y nos dijeron que Bono de U2 siempre que estaba en Madrid lo visitaba.

 

 

80 grados

Nos lo recomendaron y nos dijeron que era un bueno lugar para comer comida moderna.

 

La Rue

Esta creperia de Malasaña nos la aconsejaron tambien desde Lowcosteros porque tiene unos creps muy buenos, de nuevo no la pudimos visitar, porque no podíamos comer más.

 

La Genovesa

Es una pastelería especializada en palmeras dulces y saladas. Mi pasta favorita en el mundo y estaba cerrado por vacaciones! Este lugar también lo conocí en Instagram incluso quedé con mis compañeras de trabajo que les traería una palmera pero no pudo ser (lloro de pena)

 

Tomar Café

Esta cafetería también nos la recomendaron para ir a tomar un buen café, quedaba cerca de Casa Julio y nuestra intención era ir después de comer allí pero no tuvimos la oportunidad.

 

cookies & dreams by alma

Es la nueva tienda de Alma Obregón en Madrid, hacen unos cookie shake que tienen muy buena pinta. Nos acercamos una noche después de cenar para tomárnoslo como postre pero nos dijeron que ya tenían las maquinas limpias. La chica muy maja, podéis ver su expresión de tristeza en la cara, me dijo que me pasase al día siguiente, lo intenté pero ya no nos cuadró en el planning.

 

 

¿Y los bocadillos de calamares tan típicos madrileños?

Pues a parte del Bar La Ideal, que fue donde los cogimos para comer durante el camino, también nos aconsejaron el Bar La Campana, situado detrás de la  Plaza Mayor y El Brillante en Atocha.

 

Y hasta aquí la recopilación de lugares para comer en Madrid, ¿tienes tu algún lugar de referencia para comer en la ciudad? Compártelo y déjalo en los comentarios.

 

 

Autor

Viajera del 84. Aunque mis padres siempre me llevaban al pueblo, yo devoraba las aventuras por el mundo de Willy Fog. Viajo porque me hace mejor persona y ahorro dinero en psicólogo y clínicas de belleza.

Y aquí hablo de mis experiencias viajeras y os doy consejos para disfrutar al máximo de vuestros viajes.

Déjanos un comentario